lunes, 27 de julio de 2015

Guadalajara ha sido la provincia con más casos de diabetes infantil en 2014

Sanidad
Guadalajara es la provincia de Castilla-La Mancha con más casos de diabetes infantil ha registrado en 2014. La Tasa Anual de Casos Incidentes (por cada 100.000 habitantes) es de un 36,9 superando la media de la región que se sitúa en un 22,1.


Los endocrinos infantiles del Hospital General Universitario de Guadalajara, María Alija y Pilar Sevilla, advierten que “es muy importante la detección precoz de los casos de diabetes en niños entre cero y 14 años”. Para detectar esta enfermedad los padres deben estar atentos a los siguientes síntomas: cansancio, sed excesiva, pérdida de peso, necesidad de realizar micciones con frecuencia y escapes urinarios nocturnos.

En los últimos diez años se han notificado 802 casos de diabetes infantil en la Comunidad Autónoma, el 55% son varones y el 45% mujeres. El Hospital de Guadalajara ha declarado 90 casos, la mayoría de pacientes tiene entre 5 y 9 años con una distribución por sexos similar al resto de la región.

En el momento del diagnóstico la mayoría de los pacientes presentaba pérdida de peso y cuerpos cetónicos positivos (compuestos químicos que se forman en situaciones en las que el metabolismo de la glucosa está comprometido). El 95% de los pacientes fueron ingresados en el momento de esta detección.

En este sentido, la Doctora Alija ha explicado que “la diabetes puede detectarse con una analítica de sangre capilar en el centro de salud”. Diabetes La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por la alta concentración de azúcar en sangre, debida a la escasa producción de insulina o a la resistencia a la utilización periférica de la misma.

La diabetes puedes ser de Tipo y Tipo II. La primera se diagnostica sobre todo en niños, adolescentes y adultos jóvenes, y es debida a una destrucción progresiva de las células beta del páncreas. La diabetes Tipo II es la más común y tiene su origen en la incapacidad del organismo para utilizar eficazmente la insulina. Los factores predisponentes son: antecedentes familiares, sobrepeso y sedentarismo.