martes, 28 de julio de 2015

El Gobierno de Page amplía una zona protegida para paralizar el cementerio nuclear

Región 
El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprueba la ampliación de la zona de protección ambiental del terreno e invalida el emplazamiento del ATC en Villar de Cañas (Cuenca)


Castilla-La Mancha ha iniciado los trámites para ampliar el espacio reconocido como Red Natura en la Laguna del Hito, en Cuenca. Pasará de 1.000 a 25.000 hectáreas protegidas, que incluirán los terrenos en los que estaba prevista la construcción del cementerio nuclear de Villar de Cañas.rana".

El Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha anunciado el inicio del procedimiento para la ampliación del Espacio Red Natura, aprobado en el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha esta mañana.

Martínez Arroyo ha explicado que “a partir de este momento y una vez iniciado el procedimiento hay que respetar la normativa vigente que establece que en el proceso de elaboración de un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y no se podrán realizar actos en esa superficie que supongan una transformación sensible de la realidad física o biológica del entorno”.

Esto supone que “el Ministerio de Industria, para realizar el informe de emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado (ATC), tiene que tener en consideración el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha”. Por lo tanto, “no sería posible, en esas circunstancias, continuar con el proceso de construcción del almacén nuclear en la provincia de Cuenca”, según detalló el consejero.

25.000 hectáreas de especias protección ambiental

En este sentido ha destacado que la Laguna del Hito es una zona de especial protección de aves y, con esta decisión del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha se procederá a su ampliación, pasaría de abarcar 1.000 hectáreas actuales a unas 25.000 hectáreas, en un espacio reconocido ya para la protección de aves por la Comisión Europea y avalado por las Comisiones de Justicia europeas y el Tribunal Supremo.

 Subrayó que "fundamentalmente se trata de aves migratorias, las grullas y de aves esteparias, principalmente, la avutarda y el sisón”. Y ha añadido, “vamos a facilitar un plano identificativo del territorio en el que existen humedales artificiales que hay que preservar, en ese entorno de esas 25.000 hectáreas en el que existen aves acuáticas de especial importancia y especies piscícolas muy relevantes en el río Záncara”.

En todo caso, ha concluido “la protección principal debe dirigirse a las aves migratorias y esteparias que necesitan de un espacio mayor que las actuales mil hectáreas”. Es una petición de más de 50 entidades entre organizaciones ecologistas, organizaciones agrarias, ayuntamientos, etc. englobados en la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca.

En cualquier caso, el consejero ha transmitido la oferta de diálogo del presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page al Ministerio de Industria, “para trabajar en común y buscar una solución”.