lunes, 27 de octubre de 2014

Los ganaderos de la Sierra Norte denuncian la pasividad de la Junta en el pago de las indemnizaciones por daños de lobo

La Agrupación de Ganaderos de la Sierra Norte de Guadalajara ha celebrado en Galve de Sorbe su Asamblea General Ordinaria Anual. En ella se aprobó el estado financiero de la Agrupación, a fecha 30 de Septiembre de 2014 y se informó a los ganaderos asistentes sobre las novedades que introduce la nueva PAC en cuanto a Ganadería, por parte del director técnico de APAG, Antonio Torres.


También se presentó un informe sobre piensos y se realizó la subasta de ofertas de tacos para vacas. La oferta elegida,  de las cuatro presentadas, fue la de Nuter, que suministrará los piensos  a los ganaderos de la Agrupación durante el próximo año.

En el último punto del orden del día, tanto la Junta Directiva presidida por el ganadero Juan Arenas, como la Asamblea General de la Agrupación quisieron manifestar y hacer constar en acta su malestar por la pasividad de la Junta de Comunidades y en concreto de la Consejería de Agricultura en el pago de las indemnizaciones por ataques de lobos. Los ganaderos se quejan de que la Sierra Norte es una de las zonas más olvidadas y deprimidas de Castilla- La Mancha y expresan su disgusto por la dejadez de la Administración en la resolución de este problema, que supone una pérdida económica y que tanto afecta a la vida de esta comarca.

En este sentido agradecieron la presencia de la Presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, el pasado día 12 en la Feria de Ganado de Cantalojas y la reunión que mantuvo después con los ganaderos, sin presencia de ningún miembro de la Consejería de Agricultura. Guarinos explicó que las ayudas de Diputación como complemento a las indemnizaciones, están paradas y no pueden pagarse hasta que la Junta no reconozca los daños patrimoniales.
Varias comunidades autónomas, Galicia, Cantabria, Castilla-León y recientemente Madrid han reconocido ya, como daños patrimoniales, los daños causados por el lobo al ganado y están pagando a los ganaderos las indemnizaciones correspondientes. En este sentido existe una sentencia firme del Tribunal Supremo de 22 de Marzo de 2013 que establece que los daños producidos por esta especie (el lobo ibérico), al tratarse de una especie protegida están sometidos al régimen de responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas.

Una vez más los ganaderos se reafirmaron en su negativa de contratar un seguro en primer lugar, porque no son ellos quienes tienen que pagar un seguro por el daño que cause una especie protegida como es el lobo y en segundo lugar porque en el seguro que propuso la Administración, la elevada franquicia superaría los daños que puede causar el lobo.

Hasta Galve de Sorbe se desplazó todo el equipo técnico de APAG, el secretario general, Angel García, el director técnico Antonio Torres, el jefe de los servicios veterinarios, Angel Morales y el responsable de nutrición, Javier Barriga, para asistir a la Asamblea y acompañar a los ganaderos.

APAG considera que en este conflicto, lo prioritario debe ser el sector ganadero, que es el que produce riqueza y actividad, por lo que todos los órganos de gobierno de Apag están de acuerdo con los ganaderos de la Sierra Norte.