martes, 7 de enero de 2014

La familia de Lorenzo busca fondos para costear la rehabilitación en Nipace

Un mercadillo de segunda mano y un concierto solidario en la Sala Óxido son las dos iniciativas que tiene actualmente entre manos la familia del niño Lorenzo Campos, de Yunquera de Henares. El objetivo ahora es recaudar dinero para costear un tratamiento de un año de duración en la Fundación Nipace. A esto hay que sumar lo recaudado en los últimos tiempos gracias a los tapones de plástico, una campaña coordinada desde el Ayuntamiento de Yunquera de Henares y la Fundación Seur.


Necesitan 7.000 euros para un tratamiento de un año en duración.

La familia del pequeño Lorenzo Campos, el niño yunquerano aquejado por una encefalopatía hipóxicoisquémica moderada, una enfermedad rara que le hace dependiente de todo tipo de material ortopédico y de unos cuidados especiales de elevado coste, se moviliza estos días para recaudar fondos para un nuevo tratamiento. Según explica la madre, Encarna Muñoz, el objetivo es reunir 7.000 euros, que es lo que cuesta un año de rehabilitación en la Fundación Nipace. “Hasta ahora solamente le han tratado en el Hospital y en el colegio al que asiste, el Virgen del Amparo de la capital, pero son tratamientos de rehabilitación más básicos”. Por ello, la familia lucha para que el pequeño sea tratado en Nipace, cuyos profesionales ya le han hecho el reconocimiento. “Es una prueba que realizan sin ningún coste, y han concluido que Lorenzo es muy apto para sus ejercicios y que podría mejorar muchísimo con ellos”, señala la madre. 

Según el presupuesto que se ha facilitado a la familia, el tratamiento ofrecido se realizaría dos días a la semana, uno con un fisioterapeuta y otro con un logopeda. “Es un trabajo de ir paso a paso, pero tenemos la seguridad de que vamos a tener avances importantes”. De hecho, Encarna Muñoz señala la mejora que ha experimentado su hijo gracias al andador adaptado que pudieron adquirir con las recogidas de tapones solidarios gracias a la Fundación Seur y al propio Ayuntamiento de Yunquera de Henares. Este andador, que ha supuesto para la familia un gasto de 7.000 euros, le permite ponerse de pie y desplazarse sin su silla de ruedas. 

Todo esto ha sido posible gracias a la campaña de tapones solidarios, con la que colaboran personas de toda la provincia y de fuera de ella. Pero también gracias a la solidaridad de los que, por ejemplo, compran estos días en el mercadillo que ha instalado la familia en un local en la calle Boixareu Rivera, número 24. “Tenemos productos de segunda mano donados por muchísimas personas”, señala la madre, que se encarga de atender a los compradores. En el mercadillo, que abrió el pasado 24 de diciembre y que está abierto hasta hoy, 6 de enero, se pueden encontrar desde juguetes, ropa, cuentos o peluches a precios asequibles. “El año pasado lo pusimos en marcha gracias a que nos ceden el espacio, y pudimos con ello adquirir la silla especial para el coche que nos costó 1.700 euros”. 

En esta ocasión, lo recaudado irá a parar al tratamiento en Nipace. “Con esto y con los tres camiones que tenemos de tapones podremos sumar algo más de la mitad del coste, con lo que podríamos dar el aviso a la fundación y que nos reserve la plaza para empezar cuanto antes”. A esto habrá que sumar la recaudación del concierto solidario que se celebrará el próximo 18 de enero en la Sala Óxido de Guadalajara, En él actuarán los grupos Callahan, Los Rabbit y The Viriats. Las entradas, al precio de cinco euros, se pueden adquirir en la tienda Musicalia, en Azuqueca de Henares, la cervecería El Parador, de Guadalajara y en las oficinas del Ayuntamiento de Yunquera de Henares.

FUENTE NUEVA ALCARRIA (DIANA PIZARRO)