viernes, 27 de enero de 2017

El Instituto de la Mujer trabaja de manera preventiva la violencia de género con alumnado de 5º y 6º de Primaria del Colegio Publico Virgen de la Granja, de Yunquera de Henares.

Por Redacción:
Cerca de 500 niñas y niños de la provincia han participado en estas acciones que se han puesto en marcha en centros educativos de Pioz, Yunquera, Fontanar, Torrejón del Rey, Galápagos y Chiloeches.El Instituto de la Mujer ha puesto en marcha una campaña formativa de prevención de la violencia de género dirigida a alumnado de 5º y 6ª de Educación Primaria de centros educativos de la región y que en Guadalajara se ha desarrollado en siete centros públicos del ámbito rural.


En total cerca de 500 alumnas y alumnos de Pioz, Yunquera, Fontanar, Galápagos, Chiloeches y Torrejón del Rey (en este último municipio la campaña se ha desarrollado en dos colegios) han participado en esta iniciativa del Gobierno regional, que se ha centrado en aspectos relacionados con la violencia de género, la violencia de control, los micromachismos y la educación afectivo sexual igualitaria y saludable.

La intención del Instituto de la Mujer con esta iniciativa es sensibilizar en la igualdad y la no discriminación por razones de género a las y los más jóvenes, a la vez que se les capacita en la resolución de conflictos a través del dialogo, expresión de sentimientos y empatía. La campaña ha tenido un carácter rural con el fin de trabajar en aquellos centros educativos de municipios pequeños, donde es más difícil el acceso a recursos y servicios.
La directora provincial del Instituto de la Mujer, Charo Narro, ha participado esta semana en la clausura de programa en el colegio Las Castillas, de Torrejón del Rey, donde ha agradecido al equipo docente su apuesta por la formación del alumnado en la prevención de la violencia de género.

Charo Narro recuerda la existencia de estudios que indican que actualmente existe un mayor nivel de tolerancia entre la gente más joven hacia la violencia de género, por lo que destaca la necesidad de que las niñas y niños aprendan a detectar situaciones de violencia y no permitan en su entorno acciones de control o celos. Por todo ello, ha recordado en el colegio Las Castillas que para el Instituto de la Mujer “es un objetivo prioritario la sensibilización del alumnado contra la violencia de género en cualquiera de sus múltiples manifestaciones” y ha incidido en la necesidad de que desde la infancia se aprenda a detectar y rechazar cualquier de esas formas de violencia, lo que solo puede conseguirse desde una educación igualitaria.

Con esa voluntad el programa que se ha desarrollado en los centros se ha puesto en marcha con el fin de favorecer una construcción de una identidad no sexista y no violenta, promoviendo la adquisición de recursos personales que fomenten las relaciones igualitarias y desarrollando habilidades comunicativas para la resolución pacífica de los conflictos. Asimismo, los profesionales que han trabajado con el alumnado han centrado sus esfuerzos en favorecer el desarrollo de la autoestima a través de actividades que promueven la empatía, la expresión, las emociones y la aceptación de las diferencias.
Asimismo, el programa se ha centrado también en conseguir que el alumnado sea capaz de identificar las actitudes violentas y rechazarlas en todos sus ámbitos, optando por normas y conductas de respeto a los demás.

Desde el Instituto de la Mujer se trabaja por la consecución de esos objetivos desde diversos ámbitos. La coeducación entre la juventud en igualdad es una prioridad para el Gobierno regional, pero también lo es la concienciación de la ciudadanía en general, a la que se llega con la puesta en marcha de numerosas acciones a lo largo de todo el año. En la actualidad, todavía está vigente la campaña “La Violencia Machista no se Tapa”, puesta en marcha de la mano de la Federación castellano manchega de Hostelería y que permite que ese lema llegue a través de posavasos que se utilizan en los establecimientos hosteleros asociados.