viernes, 8 de enero de 2016

El Gobierno regional eleva las ayudas sociales a 15 millones de euros y reduce a la mitad el tiempo de su tramitación

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha comenzado el año hablando de proyectos sociales con el presidente de Mensajeros de la Paz, padre Angel García, y aprobando un paquete de ayudas sociales que eleva a 15 millones de euros el Ingreso Mínimo de Solidaridad y las Ayudas de Emergencia Social, que han visto reducido a la mitad su tiempo de tramitación.


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page,ha analizado con el padre Ángel los actuales proyectos que la entidad lleva a cabo desde hace 25 años en Castilla-La Mancha. Por su parte, el presidente de Mensajeros de la Paz ha pedido al Gobierno regional “aumentar esos servicios sociales” dirigidos a los más vulnerables.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha confirmado que va a continuar esa colaboración, al tiempo que se ha emplazado con la entidad para una próxima reunión de trabajo en la que mejorar e incrementar los servicios sociales que la entidad gestiona en la región.

Mensajeros de la Paz presta actualmente un servicio de alojamiento para familiares de enfermos medulares del Hospital Nacional de Parapléjicos, en el que atiende a unas 110 familias procedentes de toda España. Además gestiona 27 residencias de mayores  con un total de 643 plazas. Respecto a Menores desarrolla el programa de decreto de Centros de Hogares de Acogimiento residencial, con tres hogares y 22 plazas, junto al programa de acogimiento familiar de menores y el programa de apoyo psicológico y orientación laboral en el Centro de Menores “Albaidel” para menores con medidas judiciales.

Medidas sociales para 2016

Respecto a la convocatoria de las Ayudas de Emergencia Social el Gobierno de Castilla-La Mancha eleva hasta 6,5 millones de euros el presupuesto destinado para 2016, frente a los 5 millones del pasado año, al tiempo que incrementa de 5.500 beneficiarios atendidos en 2015 hasta 6.000 la cifra de personas que se estima serán atendidas.

En cuanto al Ingreso Mínimo de Solidaridad, el presupuesto que destina la Consejería de Bienestar Social para 2016 se eleva de 7,5 millones a 8.250.000 euros, al tiempo que se incrementarán de 3.000 a 4.000 los beneficiarios de estas rentas básicas que los Servicios Sociales de atención primaria conceden por períodos de seis meses, con una interrupción de tres meses, prorrogables hasta 24 pagos.

La consejera de Bienestar Social ha destacado que además del aumento presupuestario y de beneficiarios de este paquete de ayudas sociales, el segundo aspecto destacable ha sido la agilización de los procedimientos de adjudicación, que antes tenían un tiempo medio de entre cuatro y cinco meses y que actualmente se han reducido a la mitad, concediéndose en menos de un mes.