viernes, 10 de abril de 2015

Quitan otro tren con parada en Sigüenza y ya quedan menos de la mitad que hace dos año

El refuerzo del expreso nocturno Madrid-Barcelona, ahora suprimido, se presentó como compensación por la eliminación de trenes en 2013


La supresión del tren nocturno Madrid-Barcelona, ordenada por Renfe “con nocturnidad, alevosía y el silencio cómplice del PP de Guadalajara y de Cospedal, deja a Sigüenza con menos de la mitad de los servicios ferroviarios que tenía hace dos años”, según ha puesto de manifiesto la secretaria local del PSOE de Sigüenza, Charo Galán, quien ve en esta decisión “un nuevo paso en el progresivo desmantelamiento de servicios que los gobiernos del PP siguen llevando a cabo de forma incansable contra los seguntinos”.

Galán ha recordado que “cuando el Gobierno de Rajoy eliminó la mitad de los trenes entre Madrid, Guadalajara y Sigüenza, en julio de 2013, se presentó el refuerzo del expreso nocturno Madrid-Barcelona con paradas intermedias como una especie de compensación al perjuicio que se causaba a los seguntinos, pero ya entonces avisamos que no había ninguna garantía de que fueran a mantenerlo y el tiempo ha acabado, lamentablemente, dándonos la razón”.

Con este nuevo recorte de servicios ferroviarios, que se ha decidido y dado a conocer por sorpresa, los seguntinos que hayan ido a Guadalajara por motivos de estudio, trabajo o para ir al hospital se ven privados de una alternativa para regresar en transporte colectivo después de las 20,20 horas, que es cuando sale de la capital el tren de cercanías que llega a Sigüenza. Tampoco existe la alternativa de regresar en autobús a partir de esa hora, ya que el último que parte a diario desde Guadalajara hacia Sigüenza lo hace a las 19,30 horas.

Cospedal y Latre, máximos responsables del perjuicio constante a Sigüenza.
En julio de 2013, Renfe suprimió la mitad de los servicios ferroviarios para Sigüenza y Jadraque y el 100% para el resto de paradas intermedias, después de que el Ministerio de Fomento dejara de considerarlos como “obligación de servicio público”.

Mientras las vecinas comunidades de Aragón y Castilla y León, que también estaban afectadas por aquella decisión firmaron acuerdos con el Ministerio de Fomento para mantener los trenes que iban a ser eliminados, “Cospedal no movió un dedo para mantener los trenes en la provincia de Guadalajara e incluso rechazó en las Cortes Regionales una propuesta del PSOE contra la reducción de servicios ferroviarios en la región, para lo que contó con el voto cómplice del alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre”, recuerda Galán.

El PSOE llevará la nueva eliminación de trenes al Senado.
Por su parte, el senador del PSOE por Guadalajara, Jesús Alique ha anunciado su intención de presentar preguntas e iniciativas en la Cámara Alta para intentar que “el Gobierno de Rajoy dé marcha atrás a esta decisión, que vuelve a perjudicar a la provincia de Guadalajara y, especialmente, a Sigüenza”.

Alique subraya que “la justificación ofrecida por Renfe al anunciar la supresión de este tren, anunciando ofertas en el AVE Madrid-Barcelona, a los seguntinos no les sirven para nada, porque Sigüenza no tiene AVE y esto es un paso más en el aislamiento y la discriminación que están sufriendo por parte de los gobiernos de Rajoy y de Cospedal”.