lunes, 27 de abril de 2015

Los dos días de paros parciales en RTVCM concluyen con un seguimiento prácticamente unánime

CCOO CLM valora la convocatoria como un éxito, que merece además el agradecimiento del conjunto de la ciudadanía porque los trabajadores se han movilizado para defender sus derechos laborales y su dignidad profesional, pero también los trascendentales intereses públicos usurpados por la actual dirección de la empresa pública.


A nuestro juicio, la dirección de RTVCM ha incurrido antes y durante los paros en atentados a la libertad sindical y vulneraciones del derecho de Huelga, que hemos denunciado ante la Inspección de Trabajo y llevaremos a la Fiscalía y/o los tribunales

La RTVCM de Nacho Villa ya fue sancionada por la Inspección de Trabajo por vulnerar el derecho Fundamental de Huelga durante la última huelga general. Y Cospedal ya ha sido condenada dos veces por el Tribunal Supremo por ese mismo delito.

Los paros parciales convocados ayer y hoy por los tres sindicatos con representación en el ente público RTVCLM encaran su último tramo, entre las 20.00 y las 22.00 horas de hoy, con un seguimiento prácticamente unánime por parte de la plantilla en todos los horarios afectados.

Así pues, CCOO valora la convocatoria como un éxito, que merece además el agradecimiento del conjunto de la ciudadanía porque los trabajadores se han movilizado para defender sus derechos, pero también los trascendentales intereses públicos usurpados por la actual dirección de la empresa pública.

Hay que resaltar, además, que los paros convocados por CCOO, CGT y UGT -contra la contratación en fraude de ley de nuevos empleados para crear así una plantilla paralela en RTVCM; y contra los ataques a la dignidad que sufren reiteradamente muchos trabajadores por parte de directivos y cuadros intermedios con la connivencia de la dirección-, han tenido un seguimiento casi unánime pese a las presiones, tensiones, abusos, incumplimientos y vulneraciones del derecho a la Libertad Sindical y del derecho fundamental a la Huelga en los que, a nuestro juicio, ha incurrido la dirección de la empresa pública.

Antes y durante los paros, los sindicatos se han visto obligados a denunciar tanto públicamente como ante la Inspección de Trabajo, estos atentados a la Libertad Sindical y al Derecho de Huelga. En los próximos días, también los denunciaremos ante la Fiscalía y/o ante los tribunales de justicia.

Esta misma tarde, representantes sindicales de CCOO y UGT han tenido que acudir a la denunciar ante la Policía y ante la Inspección de Trabajo la prohibición de acceder a las instalaciones de la Radio-Televisión Pública de Castilla-La Mancha, donde iban reunirse con los trabajadores que secundaban la segunda jornada de paro y a sumarse a la concentración que tenía lugar en esos momentos.

Sólo se les ha permitido entrar al recinto de RTVCLM cuando han vuelto acompañados por los funcionarios de la Inspección de Trabajo; y se les ha obligado a salir en cuanto se marcharon los inspectores y concluyó la concentración. No se les permitió acceder a los locales de sus secciones sindicales para reunirse con sus afiliados y con los trabajadores. Tanto CCOO como UGT ratificarán ante la Inspección de Trabajo y la Policía Nacional su denuncia contra la dirección del Ente por vulnerar el derecho a la libertad sindical.

Los sindicatos también han denunciado, y así se trasladará a la Fiscalía y/o a los tribunales, la fijación de servicios mínimos abusivos y sin cumplir el procedimiento legalmente establecido; así como la irregular designación de las personas obligadas a cumplir esos servicios mínimos, en unos casos antes incluso de publicarse el decreto de convocatoria de la huelga y en otros casos in situ y sin antelación ninguna; y en todos los casos sin consultar ni informar al Comité de Huelga.

A esto se añade el cambio de programación que se pretendió realizar el domingo para enmascarar el paro; aunque finalmente la dirección del Ente renunció o no pudo ejecutar el cambio anunciado.

Y se añade la descarada y masiva utilización de la plantilla paralela para tratar de minimizar el impacto de los paros.

CCOO recuerda que la actual dirección del Ente Público ya fue sancionada por la Inspección de Trabajo por vulnerar el derecho fundamental a la Huelga durante la última Huelga general. La sanción, claro, no la pagó el director general, sino el conjunto de los ciudadanos de Castilla-La Mancha.

También el Gobierno de Cospedal ha sido ya condenado dos veces por el Tribunal Supremo por vulnerar el derecho de huelga. Y a estas dos condenas se añaden varias condenas más de otros tribunales, incluido el Tribunal Superior de Justicia de CLM. CCOO CLM no duda de que todas ellas, recurridas una y otra vez por el Gobierno de Cospedal, acabarán, como viene sucediendo hasta ahora; siendo ratificadas por el Tribunal Supremo.

Pero como las sentencias condenatorias nunca pueden reponer el derecho vulnerado, puesto que las huelgas boicoteadas ya pasaron,   la presidenta de Castilla-La Mancha parece considerar que vulnerar el derecho de Huelga no tiene para ella ningún coste (salvo la vergüenza que supone –debería suponer, a cualquiera que tuviera vergüenza- ser condenada una y otra vez por vulnerar un derecho fundamental).


Así que quebrantar el Título I de la Constitución, el Derecho Fundamental de Huelga, se ha convertido en la forma habitual del Gobierno de Cospedal de afrontar la convocatoria de paros laborales tanto en la administración autonómica como en las empresas públicas que dependen de ella; y, también, en aquellas empresas privadas encargadas de prestar servicios esenciales a los ciudadanos de Castilla-La Mancha.