jueves, 5 de febrero de 2015

Se busca a un menor que recibió una paliza el pasado sábado en una discoteca de Alcalá de Henares

La Policía Nacional, ayudada por voluntarios de Protección Civil de Alcalá de Henares, está buscando estos dias en el río Henares y otras zonas del municipio a Richard Ángel, el adolescente de 17 años desaparecido el pasado sábado.La familia denunció la desaparición a la policía, después de que el joven no regresara a casa.



Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, por la mañana los agentes y voluntarios han rastreado la ribera del río más próxima a la zona de Nueva Alcalá, muy cerca a la discoteca Decano donde se le perdió la pista. Por la tarde, se han movido río arriba, a la zona de la presa de El Cayo, en la parte de atrás de la Ciudad Deportiva municipal. La Policía está utilizando una lancha prestada por Protección Civil de Alcalá.

Mientras tanto, varios vehículos todoterrenos están peinando además el parque de los Cerros, un monte protegido, y también una zona de un camino que une la localidad con Meco, ciudad donde vivía el desaparecido con su padre.

La búsqueda continúa y en principio no se ha encontrado ningún elemento o indicio sobre el paradero del adolescente. Su DNI había aparecido cerca de la discoteca días antes, según indicó la madre. En entrevista a Europa Press Televisión, Carmen R., madre del menor, explicó fue visto por última vez la madrugada del sábado noche, tras salir de fiesta con seis amigos suyos.

Según cuenta uno de los asistentes a la fiesta, Richard se vio envuelto en una pelea. Este testigo asegura que el joven tuvo un enfrentamiento con una chica y ésta llamó a su pareja, el cual, acompañado de unos amigos, "le tiraron al suelo y comenzaron a darle patadas". El declarante y otro amigo separaron a Richard de la pelea y "trataron de alejarlo a la zona de detrás de la discoteca". Fue allí cuando, mientras ambos hablaban con los demás jóvenes, Richard "se fue andando rápido hacia unos bloques, al lado contrario del río", y no volvieron a verlo.

La madre ha relatado, visiblemente afectada, que "algunos de los amigos fueron a separar la pelea y lo consiguieron. Él, como estaba perjudicado, se marchó corriendo y no sabemos nada más. Sé que el DNI apareció y que han mirado por el río, por los descampados de la discoteca (ubicada en el barrio de Nueva Alcalá)".

El joven reside con su padre en Meco desde hace dos años si bien mantiene una buena relación con la madre, a quien visita a menudo en la localidad de Algete. Desde allí Carmen pide ayuda a cualquier testigo que pudo presenciar la pelea o personas que puedan encontrarse con alguna pista. En el momento de la desaparición, el menor vestía una chaqueta, vaqueros azules y unas deportivas.

Según ha relatado la progenitora, la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación, ya ha tomado declaración a algunos de los menores que fueron con él la noche del viernes a la discoteca. Así las cosas están pendientes de visionar las cintas de seguridad del pub y en busca de más pistas. Desde la Policía se han distribuido carteles con su fotografía, su descripción y sus datos personales para solicitar colaboración ciudadana para poder dar con el paradero del joven.