miércoles, 4 de febrero de 2015

Marchamalo reanuda su programa de control de aves y con el que ha logrado reducir de forma muy importante el número de palomas.

El Ayuntamiento de Marchamalo ha reanudado el programa iniciado hace dos años con el objetivo de intentar solucionar el problema de la sobrepoblación de palomas en ciertas zonas del municipio, dados los buenos resultados obtenidos durante las campañas anteriores. Debido a las limitaciones de la ley de caza se vienen aplicando un sistema combinado de instalación de jaulas-trampa y cetrería en lugares estratégicos con el que se ha conseguido controlar el número de palomas. Las zonas más afectadas por los problemas derivados de la sobrepoblación de estas aves, la Plaza Mayor y el Paseo Bajo del Canal, han visto ya reducida en gran medida su presencia, con miles de ejemplares capturados.


Desde el pasado mes de diciembre una nueva empresa presta el servicio de control de aves en nuestro municipio, debido a las nuevas imposiciones de la normativa regional en materia legal para las empresas que trabajan en el sector. Control Peregrinus, empresa salmantina de reconocido prestigio ha venido a sustituir a la empresa Mantenica que, pese a los buenos resultados obtenidos, hubo de cesar en su actividad una vez finalizado su contrato.

Francisco Rodero, experimentado cetrero responsable de Peregrinus, ha realizado un estudio pormenorizado de los lugares con mayor presencia de palomas, con una estimación de la población a eliminar para determinar los emplazamientos de las jaulas-trampa que se vienen utilizando para la captura de estas aves vivas, a las que se les ceba previamente para atraerlas a estas trampas.

En concreto se han instalado dos jaulas en el tejado del Centro Social Municipal de la Plaza Mayor y otras dos en el antiguo depósito en el Paseo Bajo del Canal, cuyas ventanas superiores han vuelto a ser abiertas para evitar en la medida de lo posible que las palomas nidifiquen en las viviendas circundantes. La empresa concesionaria ha informado de la captura de 130 ejemplares en el primer mes de funcionamiento de este sistema, por lo que a este ritmo de capturas la población de palomas podría reducirse a un número aceptable durante el verano.

La instalación de estas jaulas se ha ofrecido también a la parroquia de la Santa Cruz, en cuyo tejado y torre se advierte a diario un gran número de aves, sin descartar el situarlas en otras localizaciones donde se puedan comprobar problemas puntuales de sobrepoblación.

El uso de aves rapaces no se contempla por el momento pero no se descarta, ya que únicamente se recomienda en época de cría y de forma continuada, con el objetivo de hacer fracasar las puestas en los nidos por el abandono de los ejemplares de paloma adultos. De igual manera se está estudiando la captura nocturna en dormideros del mayor número posible.



ACTUACIÓN EN ZONAS AGRÍCOLAS Y VIVIENDAS

Con la intención de poder actuar en las zonas agrícolas donde acostumbran a alimentarse durante el día, la Concejalía de Medio Ambiente ha solicitado a la Consejería de Agricultura asesoramiento sobre los métodos de captura masiva permitidos por la legislación actual de caza y protección a los animales, en constante cambio.

El objetivo final es que esta combinación de medidas contribuya a disminuir las molestias que ocasionan las palomas en la población, lo que debe complementarse con la inspección periódica de tejados y canalones por parte de cada vecino para evitar la acumulación de restos, plumas o excrementos que puedan provocar atascos, retirando los posibles nidos instalados en ellos o en otros elementos estructurales de las viviendas.