viernes, 30 de enero de 2015

Carnicero cobra a los ayuntamiento de la Mancomunidad del Sorbe 2,5 millones por el uso de una tubería que nunca ha funcionado,entre ellos al de Yunquera de Henares.

El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS), Jaime Carnicero, ha cobrado ya a los ayuntamientos mancomunados cerca de 2,5 millones de euros por el uso de la tubería de conexión con el embalse de Alcorlo, que nunca ha funcionado, pese a que está terminada desde hace más de cuatro años. Los vocales socialistas han pedido una asamblea extraordinaria en la que pedirán la paralización de los cobros indebidos, que no han dudado en calificar de “estafa a los ayuntamientos y a los vecinos”, en palabras del vocal del Ayuntamiento de Azuqueca de Henares Julio García.


Según ha explicado, Carnicero subió el precio del agua un 35% en julio de 2013 con la excusa de que era necesario para poner en funcionamiento esa conexión, que garantizará el suministro en épocas de sequía.  Sin embargo, esta infraestructura sigue paralizada año y medio más tarde. “Esto se puede calificar de muchas maneras. Yo digo que es un engaño y una estafa. Es una situación totalmente injusta para los ayuntamientos y para los vecinos, que están sufriendo un perjuicio innecesario, y supone un enriquecimiento ilícito de la Mancomunidad”, ha asegurado el vocal socialista. 

De hecho, ha recordado que algunos ayuntamientos ya han recurrido a la vía judicial la aplicación de la subida, y se ha mostrado convencido de que los tribunales les darán la razón. No obstante, ha señalado que “esta es una vía lenta, y esta situación ya ha durado demasiado”. Por eso, los vocales socialistas han presentado hoy mismo un escrito para pedir una asamblea extraordinaria de la MAS en la que se debatirá como único punto del orden del día la suspensión del incremento de la tasa aprobado en 2013 hasta que esté en funcionamiento la conexión con Alcorlo.

García ha responsabilizado a Carnicero del retraso que acumula. El presidente de la MAS no solicitó a la Confederación Hidrográfica del Tajo la concesión para utilizar el agua del embalse hasta medio año después de acordar la subida de precios. Desde entonces, ha tardado otro año más salir a información pública y nada indica que esté próxima la finalización de los trámites para obtener la concesión.

Entretanto, ayuntamientos como Azuqueca de Henares ya han pagado 150.000 euros por una tubería que no está en funcionamiento, mientras que en el caso de Marchamalo la cifra asciende a 130.000 euros, casi medio millón en la capital y 55.000 euros Yunquera de Henares. El alcalde de esta localidad, José Luis González León, ha subrayado que con ese dinero su ayuntamiento podría haber costeado un plan de empleo para dar trabajo a 25 personas.

Por su parte, la teniente de alcalde de Marchamalo, Susana Alcalde, ha coincidido en que el dinero que están pagando de más debería estar en manos de los ayuntamientos, y ha subrayado que su municipio no debe ni un solo euro a la Mancomunidad, desmintiendo así a Carnicero. “Lo que va diciendo es mentira y no es agravio al Equipo de Gobierno, sino a los vecinos de Marchamalo”, ha recalcado.