miércoles, 10 de diciembre de 2014

En libertad el «violador del portal» tras el auto del juzgado de instrucción número 3 de Guadalajara,detenido por abusos sexuales

-ABC-
Fue excarcelado en noviembre del año pasado en aplicación de la derogación de la «doctrina Parot»El «violador del portal» se encuentra de nuevo en libertad tras el auto del juzgado de instrucción número 3 de Guadalajara, que investiga unos supuestos delitos sexuales en las localidades guadalajareñas de Trijueque y Torija, donde ofrecía sus servicios como fisioterapeuta bajo una nueva identidad.



El auto del juez, fechado el 27 de noviembre, decreta libertad provisional para Pablo García Ribado, de 45 años y excarcelado en noviembre del pasado año en aplicación de las derogación de la «doctrina Parot», y le obliga a comparecer en el juzgado alcarreño cuantas veces sea llamado, según han informado a Efe fuentes judiciales.

Las mismas fuentes han indicado que el caso está en fase de procedimiento abreviado.

La detención se produjo tras las investigaciones que la Guardia Civil venía practicando en relación a una persona que ofrecía sus servicios como fisioterapeuta en las localidades guadalajareñas de Torija y Trijueque.

García Ribado, que utilizaba una identidad falsa, aprovechaba las sesiones con sus clientes para, supuestamente, abusar sexualmente de ellas. La detención se efectuó en una calle de la urbanización «La Beltraneja», situada en Trijueque, cuando se dirigía a un domicilio a prestar sus servicios como fisioterapeuta.

El mayor depredador sexual de España
El «violador del portal» fue condenado en septiembre de 1996 a un total de 1.721 años de prisión por 74 violaciones, seis agresiones sexuales y diez delitos de robo, tras ser detenido en 1993, con 24 años, en Madrid.

El 5 de marzo de 2010, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid, en aplicación de la «doctrina Parot», acordó que la fecha de cumplimiento de condena debía acabar el 4 de octubre de 2023 y no el 23 de abril de 2010 como en un principio se había fijado.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo estimó que la denominada «doctrina Parot» vulneraba lo establecido en el artículo 7 de la Convención Europea de Derechos Humanos y se realizó una nueva liquidación de pena a resultas de la cual el reo habría extinguido su condena el pasado 13 de abril de 2010. Así, Pablo García Ribado abandonó el 13 de noviembre de 2013 la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) en la que cumplía condena tras acordar la Audiencia Provincial de Madrid su excarcelación en aplicación de la derogación de la «doctrina Parot».