miércoles, 30 de abril de 2014

Incumplimientos en el Servicio de Ambulancias Urgentes

Desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Guadajara denunciamos públicamente que desde Septiembre de 2013, la empresa Ambuibérica, SL, adjudicataria de la gestión del Transporte Sanitario en la provincia de Guadalajara, viene INCUMPLIENDO el pliego de prescripciones técnicas del concurso por el que se realizó la adjudicación, con consentimiento tanto de la Consejería de Sanidad, como del Servicio de Salud.


Esta incumplimiento, afecta principalmente, a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, que somos al fin y al cabo, quien pagamos el servicio con nuestros impuestos y los que haremos uso de él, en caso de sufrir un accidente o una enfermedad.

Se ha implantado un “Dispositivo de Localización” en las ambulancias del servicio de Urgencias del 112 ubicadas en las localidades de Atienza, Checa, Cifuentes, Cogolludo, El Casar, Jadraque, Molina de Aragón, Mondéjar, Pastrana, Sacedón y Sigüenza. Localidades bastante alejadas del único Hospital de referencia para toda la provincia. Dispositivo que debería estar en una base física, en la que deberían estar tanto el vehículo, como los profesionales que lo atienden, como indica el pliego de prescripciones técnicas por el que la empresa resulto adjudicataria.

Sin embargo dicho “Dispositivo de Localización” esta en el domicilio particular de uno de los profesionales que atienden la ambulancia, lo que implica que el conductor debe intentar aparcar la ambulancia cerca de su casa y, en caso de activación, debe ir a recoger a su compañero y desde allí, dirigirse al lugar del aviso o incidente; siendo prácticamente imposible cumplir el tiempo máximo de salida en cinco minutos impuesto por el SESCAM.
Hasta el momento, no se ha generado un daño irreparable en los usuarios, pero es un riesgo que existe, siendo mucho mayor, en la época estival, cuando aumente la población; el actual procedimiento impuesto por la empresa adjudicataria y consentido por las Administraciones competentes, pone en riesgo la vida de los profesionales que atienden el servicio, junto a la de pacientes y/o familiares.

Por todo esto, como ciudadanos de Castilla-La Mancha y miembros de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de la Provincia de Guadalajara, entendemos que la Administración Pública, garante de la seguridad y la salud de la ciudadanía, no puede permitir que una empresa, adjudicataria de un concurso público, pueda poner en riesgo a los ciudadanos beneficiarios del servicio, anteponiendo sus objetivos empresariales.

Requerimos su intervención, para garantizar la adecuada prestación del servicio, antes de que se produzcan males mayores e irreversibles.