domingo, 4 de mayo de 2014

El Dépor llegará a la última jornada con opciones matemáticas de jugar el Play-Off pese a no sumar en Melilla

El Deportivo Guadalajara no logró sumar en Melilla pese a haberse adelantado en el marcador en los primeros compases del primer período. El equipo local respondería con un tanto a falta de cinco minutos para terminar el primer tiempo y con otro de penalti al comenzar el segundo, acabando el partido con un tercer tanto.


Aunque en los primeros minutos costaba bajar el balón al terreno de juego por el incesante viento, el Deportivo fue el equipo que quiso llevar las riendas del encuentro desde el primer momento y el que poco a poco conseguía generar más y más peligro.

La primera jugada clara llegaría en un remate de cabeza procedente de una prolongación de Toledo tras un balón largo de Espín. Un gran aviso que inquietaba la portería de Munir.

Más tarde, sería el Melilla el que avisaba con una jugada que Álvaro Campos conseguía desbaratar.

El Dépor quería el tanto, y lo conseguiría en una buena falta que lanzaría Javi López, y que conseguiría peinar el capitán Espín, mandando el balón al fondo de la red.

La tónica del partido era la misma. Pese a que la U.D. Melilla lo intentaba, el Dépor estaba muy seguro atrás, pero una jugada desgraciada propiciaría el tanto que igualaría la contienda. Una pérdida atrás haría que uno de sus futbolistas disparara. Álvaro Campos rechazaría y finalmente sería Nacho Aznar el que cabecearía a gol. Empate en el marcador.

Javi López pudo adelantar de nuevo al Dépor, en un buen libre directo desde el perfil izquierdo del área melillense. Pero el meta Munir en una espectacular parada despejó a córner evitando el tanto de los deportivistas.

El descanso llegaría, y el empate a uno era el resultado que reflejaba el luminoso con toda una segunda parte por delante.

Nada más comenzar, el Dépor se iba a encontrar con otro nuevo obstáculo en su lucha por conseguir la victoria. Un balón desplazado hacia banda derecha haría que uno de sus futbolistas cayera en el área decretando el árbitro penalti, el cual sería transformado de nuevo por Nacho. 2-1 en el luminoso.

Quedaba tiempo, y el equipo de Salvachúa sabía de su capacidad para darle la vuelta a situaciones adversas. Varios fueron los acercamientos. Pero los goles no se produjeron en la portería de Munir, y desafortunadamente, después de varios intentos, como uno de Quique que de cabeza estuvo a punto de lograr el empate, finalizaría el partido, con un nuevo gol de Nacho Aznar después de regatear a un Álvaro Campos, que ya había sacado varios balones de mucho mérito en el partido.

Tres tantos a uno terminaría el encuentro, y las posibilidades de jugar el Play-Off quedarían muy reducidas. Pero la realidad es, que se puede decir a falta de una jornada, que el Deportivo Guadalajara ha realizado una campaña absolutamente impecable en la que ha luchado hasta el final en dos competiciones, con una plantilla que ha dado más de su 100% por un club que apostó por intentar llegar a lo más alto después de verse destrozado tras un injusto descenso administrativo. Con una afición de 10, que ha apoyado a este equipo, dándole el calor necesario después de tantas dificultades y después de partir con una desventaja que nunca se ha podido obviar.

Aun con todo eso, el Deportivo, llega a la última jornada con posibilidades matemáticas de entrar en Play-Off, aunque ya sin depender de sí mismo. Pase lo que pase, este equipo ya ha hecho historia cada día de esta temporada, levantando el ánimo de una afición y una ciudad que se ha ido ilusionando y uniendo con el convencimiento de que lo mejor está por llegar, afrontando lo que viene, con más fuerza todavía.