martes, 25 de febrero de 2014

El Hospital de Guadalajara atiende pacientes en camas instaladas en los pasillos del Servicio de Urgencias

Mientras esto ocurre, el centro sanitario mantiene camas cerradas en el Área de Hospitalización.La saturación del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Guadalajara está obligando a atender pacientes en camas instaladas en los pasillos. La secretaria de la Comisión Sectorial de Sanidad del PSOE en esta provincia, María Antonia Pérez León, ha mostrado esta mañana dos imágenes de este mismo mes en las que se pueden apreciar hasta cuatro camas en uno de los pasillos, un número que llegó a ser aún más elevado en algunos momentos del día en que se tomaron ambas fotografías.


Según ha explicado, los pacientes y sus familiares tuvieron que esperar varias horas en esta situación, unos para ser atendidos en los “boxes” de Urgencias, que se encontraban totalmente colapsados, y otros para ser ingresados en el Área de Hospitalización porque no había camas disponibles. “Esto es muy grave, y denota el deterioro que se está produciendo en la atención sanitaria, porque no es una excepción, sino que está ocurriendo en repetidas ocasiones”, ha asegurado. 

La responsable socialista ha denunciado que “mientras los pacientes se hacinan en los pasillos de Urgencias”, hay al menos 30 camas cerradas de manera permanente en la novena planta del Hospital, y otras tantas se abren únicamente de manera esporádica y con una dotación de personal inadecuada. “La realidad es que al Gobierno de María Dolores de Cospedal no le importa en absoluto la sanidad pública, y esto es lo que se puede encontrar cualquier ciudadano que acuda al Hospital de Guadalajara, y no solo en Guadalajara”, ha agregado. De hecho, la semana pasada se conoció un escrito firmado por médicos del Hospital de Toledo, que denunciaba incluso el fallecimiento de dos pacientes en los pasillos de Urgencias de ese centro sanitario.



Reconocimiento al trabajo de los profesionales
Pérez León ha querido reconocer expresamente el trabajo de los profesionales sanitarios, “que están evitando situaciones aún más graves y, junto con los enfermos, son los primeros que padecen el deterioro de la asistencia y la falta de interés del Gobierno regional por la sanidad pública de la región”. Por eso, ha reclamado nuevamente la reanudación de las obras de ampliación del Hospital de Guadalajara, paralizadas por Cospedal nada más llegar al Gobierno de Castilla-La Mancha. Las nuevas instalaciones permitirían aumentar en más de un 50% el número camas de hospitalización y duplicar prácticamente el actual Servicio de Urgencias, además de ofrecer más de 1.600 plazas de aparcamiento. 

El PSOE emprendió la semana pasada una recogida de firmas, en colaboración con la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, para exigir al Gobierno de Cospedal que retome el proyecto y recupere el convenio de asistencia sanitaria con la vecina Comunidad de Madrid para evitar a los pacientes de Guadalajara desplazamientos de cientos de kilómetros hasta otras provincias de Castilla-La Mancha. “Tenemos que hacer ver entre todos que queremos volver a tener una sanidad pública de calidad, y que la queremos ya”, ha subrayado Pérez León.