lunes, 27 de enero de 2014

Los autobuses Urbanos de Guadalajara perdieron 920.000 viajeros en nueve meses

Guadalajara 
En el mes de diciembre de 2013, los autobuses urbanos de Guadalajara registraron un nuevo desplome de 71.516 viajeros respecto al mismo mes del año anterior, lo que representa un descenso del 20% en la cifra de usuarios: en diciembre de 2013 hubo 289.834 viajeros en los autobuses, frente a los 361.350 de diciembre de 2012.


Con esta nueva caída de usuarios en diciembre, en el acumulado de los nueve primeros meses de funcionamiento del nuevo servicio de autobuses urbanos impuesto por Román desde el 1 de abril de 2013 se han perdido un total de 920.769 viajeros, respecto al mismo periodo del año anterior: entre abril y diciembre de 2012 se registraron 3.502.375 viajes, por los 2.581.607 efectuados en el mismo periodo de 2013. Por tanto, la caída total de viajeros en estos nueve meses es del 26,3%.

En cuanto a la cifra media de viajeros por día, durante el mes de diciembre de 2013 fue de 9.349 trayectos, prácticamente la mitad de la cifra de 18.000 viajeros diarios que tanto la empresa como el propio alcalde de Guadalajara dijeron que sería una cifra óptima de usuarios.

A la vista de estos nuevos datos de utilización del servicio de autobuses urbanos de Guadalajara, el viceportavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento, Daniel Jiménez, ha criticado que “Román siga instalado en la inacción más absoluta, sin dar respuesta a las miles de quejas formuladas por los vecinos de Guadalajara y sin cumplir las reiteradas promesas que ha hecho de modificar líneas, trayectos, horarios y paradas”.

“Porque este desaguisado cuesta dinero, dinero público de todos los vecinos”, ha continuado Jiménez, y “es un despropósito que con los 4 millones de euros anuales que cuesta este servicio, los autobuses vayan prácticamente vacíos durante muchas horas del día y prácticamente en todas sus líneas, pero Román se niegue a ver esta realidad y a adoptar soluciones, mostrando una insensibilidad absoluta hacia los vecinos que quieren utilizar el autobús y no pueden porque no les resulta útil”.

El viceportavoz socialista ha pedido a Román que “ya que no dimite, que sería lo deseable por su ineptitud para hacer frente al problema que él mismo ha generado con los autobuses”, que “al menos tenga la valentía de corregir el desastre que ha provocado, que escuche las miles de quejas que tiene sobre la mesa, que convoque la Mesa de Movilidad para intentar entre todos resolver el desaguisado y que deje de engañar a la ciudadanía prometiendo unas modificaciones de líneas que, nueve meses después, sigue sin abordar”.

Las multas que Román puso a los conductores del Astra, declaradas ilegales por los tribunales.

Por otra parte, el Grupo Socialista ha dado a conocer una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha, por la que se declaran ilegales las 1.225 multas que Román puso a los conductores de los autobuses del Plan Astra en el año 2010, con las que el alcalde intentó boicotear este servicio intermunicipal de autobuses prohibiendo las paradas en el hospital de Guadalajara y en la calle Francisco Aritio. Esta sentencia es consecuencia del recurso interpuesto por Román a otra sentencia, que ya emitió el Juzgado Número 1 de lo Contencioso-Administrativo de Guadalajara en abril de 2011, en la que también se declaraban ilegales las multas.

La sentencia del TSJ se emitió en julio de 2013 y Román aprobó un decreto de Alcaldía en octubre por el que dictaba el sobreseimiento de todas las multas impuestas a los conductores. “Sin embargo, pese a que los tribunales le han dicho dos veces que actuó de espaldas a la legalidad, hemos estado esperando varios meses a que el alcalde le contara esto a la opinión pública, cosa que no ha hecho”, ha denunciado Daniel Jiménez.

El viceportavoz socialista considera que “esto es un nuevo motivo para volverle a pedir a Román que dimita”, porque “no se puede tener un alcalde que actúa ilegalmente, que está permanentemente instalado en la ilegalidad en temas fundamentales como fue poner 1.225 multas a conductores inocentes, trabajadores que estaban prestando un servicio público, con el único fin de boicotearlo por intereses partidistas, o como ha ocurrido con el megacontrato”.

Por tanto, “exigimos a Román que pida perdón a los conductores y a los miles de ciudadanos damnificados que tuvieron que dejar de coger los autobuses del Plan Astra porque llegaban tarde a su trabajo, al tener los vehículos parados mientras la policía local ponía las multas, que pida perdón a las familias de los conductores que estuvieron amenazados de tener que hacer frente a multas personales por importes de hasta 10.000 euros, y que pida perdón a los municipios que colaboraron para sacar adelante el servicio y él lo boicoteó”, ha dicho Jiménez.

El edil socialista ha insistido en que “Román no puede seguir así, en el caso del megacontrato el tribunal administrativo también le dijo que era ilegal lo que estaba haciendo, el alcalde no puede estar permanentemente de la mano de intereses partidistas y empresariales y yendo en contra de los intereses de los ciudadanos”.