viernes, 6 de diciembre de 2013

El Dépor elimina al Tenerife B y se clasifica para octavos de final

El C.D. Guadalajara logró vencer de nuevo en el partido de Copa Federación. Los futbolistas de Carlos Pérez Salvachúa fueron a por el partido para dejar cerrada así la clasificación para los octavos de final. Aun así, el C.D. Tenerife B se adelantó en primera instancia con el tanto de Nata al filo del descanso. Minuto 43. El Deportivo lograría empatar el encuentro y Pérez sería el encargado de hacer el gol en el minuto 47. El Dépor le daría la vuelta al partido con un tanto de Quique en el minuto 75, que sería empatado por Jorge en el 82.Finalmente el propio Quique, en el descuento, lograría el gol de la victoria que daría al C.D. Guadalajara el triunfo.


El Deportivo, como en cada partido, fue al ataque a intentar anotar mediante buen juego y llegadas que se pudieran transformar en gol. Lo cierto es que el Tenerife tenía una gran motivación, que junto con sus características técnicas y tácticas, puso en dificultades al conjunto visitante a la hora de abrir el marcador. Tanto es así, que el equipo insular sería el primero en adelantarse.

En un saque de banda que uno de los futbolistas locales peinaría, serviría para que Nata rematara a la cepa del palo defendido por Álex Campos, consiguiendo así el primero de la noche.

El gol llegaba en un momento duro, puesto que en la primera parte no había prácticamente tiempo material para maquillar o dar la vuelta al resultado. Pero aún quedaban 45 minutos para intentar enmendar la situación.

Unos futbolistas del Deportivo muy concentrados, saltaron al campo convencidos del trabajo que había que realizar. Remontar el gol y poner de nuevo de cara la eliminatoria.

Así fue. El equipo morado comenzó el segundo período con mucha intensidad, y no hubo más que contar dos minutos para presenciar el primer gol de los futbolistas de Salvachúa. El canterano Pérez, que jugó de inicio junto al otro futbolista del filial Gonzalo (también fue convocado Ballesteros), remataría un buen centro de Joan Grasa, haciendo justicia en el marcador y colocando las tablas en un encuentro en el que habría más goles.

El pichichi del Deportivo Quique entraría al campo sustituyendo a un voluntarioso Koke, y en el minuto 75, sólo nueve después de que entrara al terreno de juego, haría su primer gol, y el segundo del Dépor, en un golpe franco directo a balón parado. 1-2 y el Deportivo había logrado de nuevo voltear un marcador adverso.

Parecía que podía ser el resultado definitivo, pero lo cierto es que el Tenerife volvería a empatar el partido, siendo en este caso Jorge el que obtuviera el premio del gol en un remate de cabeza a la salida de un córner. Minuto 83 y las espadas en todo lo alto, en un partido en el que si el Dépor encajaba un tanto, podía caer eliminado. Aunque el efecto fue totalmente contrario. El equipo siguió insistiendo para conseguir el gol de la victoria, y así fue. Quique de nuevo, pero ya en el 94, haría el gol para el Deportivo Guadalajara tras varios rechaces en el área. Un gol de gran mérito fruto de la tenacidad del delantero y del equipo deportivista.

Un Deportivo que ha vencido tanto el partido de ida como el de vuelta, teniendo además en cuenta, que los futbolistas de la cantera han tenido un gran protagonismo, desenvolviéndose a las mil maravillas, al igual que el resto de compañeros de la primera plantilla.

En el cómputo global de resultados, el conjunto morado queda clasificado para octavos de final tras un parcial de 5-7. Muchos goles y un gran espectáculo el que ha ofrecido el equipo de Salvachúa, que prepara su próxima cita, el domingo a las 16:00 h. ante el C.P. Cacereño, equipo que le precede en la clasifiación.