viernes, 8 de noviembre de 2013

Detenidos dos menores en Guadalajara por pedir dinero fraudulentamente en nombre de Manos Unidas

Dos menores han sido detenidos acusados de utilizar el nombre de Manos Unidas para pedir dinero entre la población incluso utilizando para ello la intimidación. Lo hacían sirviéndose de una hucha de la organización que supuestamente había sido sustraída previamente de la sede en Guadalajara.

La colaboración ciudadana ha sido fundamental para la detención de estos jóvenes, sin embargo, la presidenta de Manos Unidas en Guadalajara, Isabel Moratilla, sigue preocupada porque hace apenas unos días su sede ha sido asaltada y se han llevado varias huchas y un ordenador que todavía no ha aparecido, ha dicho a Europa Press.
Según Moratilla, podría ser que además de los menores detenidos, otros jóvenes estuvieran haciendo uso de la otra hucha que fue sustraída “e incluso intimidando a aquellos que se hubiesen negado a dar dinero”.
Desde Manos Unidas no pueden confirmar si han sido estos, otros o más jóvenes quienes cometieron la sustracción en su sede pero han admitido que están muy preocupados por lo sucedido “y sobre todo por el uso fraudulento que se está haciendo de nuestra organización, incluso, nos han dicho que llegando a amenazar con algún destornillador”.
La presidenta de esta organización ha recordado a la población que desde Manos Unidas no piden ya con huchas por las calles ni en las casas sino que su uso se ha limitado a la ubicación en determinados puntos donde el ciudadano puede aportar la cantidad que estime y en momentos puntuales, concretamente en los bancos.
Al parecer, estos menores llevaban algunos días pidiendo con estas huchas, e incluso, cuando les preguntaban su respuesta era que pedían en nombre de determinado centro.
“En las Cruces, calle Amparo, Cifuentes han hecho el agosto, poniendo el pretexto de que piden en nombre de un centro, algo que es grave. A alguna señora han llegado a decirle si no hecha la agredimos”, ha señalado Moratilla, para quien, sin duda, se trata de un hecho “gravísimo”. “
Nos cuesta mucha salir adelante según estas las cosas como para que estas personas hagan esto.”, ha precisado.