lunes, 26 de agosto de 2013

Primer partido, primera victoria del Deportivo Guadalajara (1-0)

El C.D.Guadalajara sumó los tres primeros puntos del campeonato, realizando un magnífico trabajo ante un Almería B que demostró ser también un gran equipo.
El Deportivo Guadalajara venció en el Pedro Escartín ante el Almería “B”, después de una difícil pretemporada en la que la plantilla se ha ido confeccionando poco a poco a falta de días para comenzar el campeonato, después del injusto descenso administrativo.

Fotografías: Luis Polo (Mariano Viejo)

Los morados, consiguieron vencer en este primer partido oficial en la categoría de bronce nacional con una victoria muy trabajada ante un Almería B que, en su visita a Guadalajara, dejó destellos de calidad y que intentó sorprender a los alcarreños, pero al que le faltó mayor acierto ante la portería local. Un gol de Quique, de falta directa y en el minuto 63, fue suficiente para que el Guadalajara lograra los tres primeros puntos en su feudo, dejando al filial del Almería sin puntuar en la primera jornada liguera.
Fotografías: Luis Polo (Mariano Viejo)
La clave fue la efectividad. Y es que, aunque el Almería hacía ver su rodaje mediante posesiones largas, el Deportivo fue mucho más efectivo, llevándose así la victoria.
El Almería B comenzó fuerte el partido en el Pedro Escartín y golpeó primero, disfrutando de las primeras ocasiones de gol. En el minuto 3, Samuel lanzó desde la frontal por encima de la portería tras aprovechar un buen centro de Sergio Iglesias por la banda derecha. Instantes después, el metal local Álvaro Campos detuvo sin apuros un remate de cabeza bastante flojo por parte de Nono.

Sin embargo, con el paso de los minutos, el Deportivo trató de adueñarse del balón, intentando tocar y generar ocasiones. En el minuto 7 Álvaro Zazo remató de cabeza ligeramente desviado un saque de esquina botado por Javi López.
Los de Salvachúa hacían las cosas bien. No se compliaban en exceso conscientes de que aún hay margen de mejora. Así, la consigna de los locales era mantener al máximo la concentración ante un Almería “B” que atesoraba bastante calidad en el toque del balón. Los almerienses no tuvieron grandes ocasiones en la primera mitad. Tampoco las tuvo el Deportivo, a pesar de que intentó acercarse al área del portero visitante Víctor, forzando, sobre todo, jugadas de estrategia.
Además, los morados también acusaron las molestias físicas. En el minuto 35, uno de los futbolistas de la pasada campaña, Álvaro Zazo, tuvo que retirarse por problemas físicos, después de estar realizando un excelente partido. Finalmente, la lesión se quedó en un golpe.
7
Fotografías: Luis Polo (Mariano Viejo)
Después de estos inconvenientes, finalizó una primera mitad con muy poco fútbol y con 0-0 en el luminoso.
Tras la reanudación, el Almería B seguía topándose con un C.D. Guadalajara muy aguerrido y con muy pocas fisuras defensivas. Los locales, cuando tenían la oportunidad, generaban acercamientos, y de verdadero peligro, como ocurrió en el minuto 56 cuando Quique encaró desde la frontal ante la salida del portero del conjunto almeriense, con un lanzamiento muy ajustado al poste izquierdo, rozando el gol.
El Dépor y Quique habían avisado seriamente al Almería B. Y en la siguiente jugada, el propio Quique no desaprovechó su oportunidad, marcando el 1-0 en el minuto 63 y en un lanzamiento directo de falta desde el lateral izquierdo del área del Almería B para superar por raso a todos los defensas y al propio portero del filial.
El gol permitió al Deportivo Guadalajara encarar la recta final del partido con muchísima tranquilidad, manteniendo su buen posicionamiento táctico, a pesar de que el Almería B intensificó su dominio territorial sobre los locales y sus acercamientos al área morada. Pero ahí emergió la figura del portero local Álvaro Campos, para impedir que el filial almeriense pudiera puntuar en el Pedro Escartín, deteniendo tres lanzamientos envenenados de los rojiblancos.

Un difícil partido, que el nuevo Deportivo Guadalajara sacó adelante, con mucho trabajo y oficio, pero también, haciendo ver al público del Escartín, un gran bloque formado por jugadores expertos en esta y en más altas categorías. Un buen comienzo para preparar el siguiente choque ante el Cádiz C.F. en el Ramón de Carranza.