jueves, 29 de agosto de 2013

El PSOE pregunta cuántos pacientes de Guadalajara están siendo desplazados a otras provincias de Castilla-La Mancha

El diputado regional del PSOE Luis Santiago Tierraseca va a registrar una treintena de preguntas dirigidas al Gobierno de María Dolores de Cospedal para saber cuántos pacientes de Guadalajara están siendo obligados a desplazarse a otras provincias de Castilla-La Mancha para recibir atención sanitaria. Las preguntas se refieren tanto a determinadas pruebas diagnósticas y consultas como a hospitalizaciones y traslados de urgencia.


“Algo que antes era una mera excepción, se está convirtiendo en habitual. Por eso, queremos conocer las cifras reales y su evolución desde 2011 para plantear iniciativas que permitan reanudar de nuevo el convenio de asistencia con la Comunidad de Madrid. Detrás de cada caso, hay sacrificio, dramas y un coste económico y humano que los pacientes de Guadalajara no tienen por qué soportar”, ha explicado Tierraseca. 

Hasta que Cospedal llegó al Gobierno regional, los pacientes de Guadalajara eran atendidos sin problemas en la vecina Comunidad de Madrid, algo que ha dejado de ocurrir en los dos últimos años, según ha reconocido el propio consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz. “No tiene sentido que ahora pasen de largo por la puerta de hospitales de Madrid y se vean obligados a hacer viajes de cientos de kilómetros hasta Ciudad Real, Albacete o Toledo cuando no pueden recibir en el Hospital de Guadalajara la atención que precisan”, ha denunciado el diputado socialista.

Trastornos económicos y de salud
Esta situación ocasionando enormes trastornos a los pacientes afectados y a sus familiares, no solo en términos económicos, sino también en lo que se refiere a sus condiciones de salud. La responsable de la Comisión Sectorial de Sanidad del PSOE de Guadalajara, María Antonia Pérez León, ha detallado casos de personas que ni siquiera han podido afrontar el traslado porque sus condiciones de salud no se lo permiten, y se han quedado sin pruebas diagnósticas indicadas para conocer la evolución de su enfermedad. “Sin embargo, se las podrían haber hecho en hospitales de Madrid si el Gobierno de Cospedal tuviera un acuerdo con esta Comunidad, como ocurría antes”, ha subrayado.

En otros casos, los familiares se ven obligados a pagar por un alojamiento si quieren acompañar a enfermos hospitalizados, ante las dificultades para regresar a diario desde lugares tan distantes como Albacete, Ciudad Real o Toledo. “Cuando no pueden afrontar ese gasto, directamente están viviendo en las salas de espera de los hospitales”, ha señalado. Incluso ha detallado un caso reciente en el que los familiares llegaron en su vehículo particular al hospital de Toledo antes que el paciente trasladado allí de forma urgente en helicóptero. 

Pérez León también se ha referido a las listas de espera, cuyos datos mantiene ocultos el Gobierno de Cospedal desde diciembre del año pasado, y ha asegurado que se están vulnerando los plazos establecidos en la ley de Garantías en Atención Especializada. Así, ha relatado casos de primeras consultas con tres meses de demora, cuando el máximo legal es de siete días. “Ante esta situación, hay personas que están acudiendo a la sanidad privada, pero hay otras que no pueden hacer frente a los gastos que eso implica”, ha denunciado.

La pésima evolución de las listas de espera de Castilla-La Mancha desde que gobierna Cospedal ya está teniendo su reflejo en la opinión de los pacientes. Según datos del último Barómetro Sanitario, ocultados por Echániz, la preocupación por las listas de espera mantenía una tendencia descendente hasta 2010, mientras que aumentó en más de cinco puntos al año siguiente y se triplicó en 2012.