miércoles, 12 de junio de 2013

Maximiliano denuncia los incumplimientos electorales de Román, su sumisión absoluta a Cospedal

IU hace balance en el ecuador de la legislatura…Maximiliano denuncia los incumplimientos electorales de Román, su sumisión absoluta a Cospedal, el incumplimiento de los contratos por las empresas concesionarias y la supeditación de las políticas sociales y de empleo al dogma del déficit público.Considera que IU está liderando la oposición y hace también un balance de su actuación.

 En el mes que se cumplen los dos primeros años de esta legislatura, el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha querido hacer balance de lo que ha supuesto el gobierno de Antonio Román en este periodo. Un periodo que no aporta ningún cambio positivo respecto a la legislatura pasada y en el que el Equipo de Gobierno Popular se limita a aplicar la senda de recortes y control del déficit que le marcan desde Toledo y Madrid.

Su Portavoz, José Luis Maximiliano, ha señalado que la gestión de Román se caracteriza por: Los incumplimientos electorales, la involución democrática, el desmantelamiento y pérdida de calidad de los servicios públicos y la obsesión por el control del déficit.

En relación con los incumplimientos, Maximiliano se ha centrado en dos cuestiones que han afectado especialmente a los ciudadanos de Guadalajara, la política fiscal y el transporte urbano. “El Partido Popular ha pasado de la bajada de impuestos al eufemístico ajuste de los servicios a su coste, expresión con la que ha intentado justificar una subida salvaje del IBI del 25% en dos años, un 40% el alcantarillado o un 19% la basura desde que gobiernan, y también en esta legislatura, las tasas y precios públicos de los Patronatos se han visto incrementados entre el 20 y el 157% en Cultura y el 6 y el 37% en Deportes”. En cuanto al transporte urbano, Maximiliano ha recordado la supresión de la gratuidad y los incrementos en las tarifas, en contra de sus compromisos electorales, así como la reciente puesta en funcionamiento de las nuevas líneas de autobús “Román prometía un transporte más rápido y eficaz, pero la realidad es que ha impuesto unas modificaciones en contra de la mayoría de los ciudadanos y que no satisfacen a nadie”, “12 empleos menos, menos kilómetros, menos vehículos, era imposible que pudieran dar un servicio de mejor calidad, la realidad es tozuda y la entrada en funcionamiento lo ha demostrado y ha indignado a toda la ciudad”.

La gestión económica viene marcada por el obsesivo control del déficit, objetivo que prioriza por encima de la prestación de los servicios que necesitan la ciudad. “Román aplica a rajatabla la máxima de priorizar el pago de la deuda frente a cualquier otro gasto” afirma, “las lesivas consecuencias de la aplicación de la reforma del artículo 135 de la Constitución aprobada por PP y PSOE, se ven cada día en la gestión del Equipo de Gobierno”.

En este sentido Maximiliano ha vuelto a referirse a los cinco millones de remanente de tesorería que les ha sobrado, y la decisión de Román de declarar no disponible 4,5 “un dinero que prefiere reservar para garantizar a los bancos la solvencia necesaria para devolver los préstamos, aunque para ello deba renunciar a realizar las políticas sociales y de empleo que la ciudadanía demanda”.

Continuando con las cifras, Maximiliano ha recordado que de esos cinco millones que le han sobrado al Alcalde, más de 1 millón salen de no haberse gastado el dinero que tenía previsto en servicios sociales básicos como la ayuda a domicilio o las escuelas infantiles y en políticas de empleo.

“Sin embargo –denuncia- si que ha habido para los bancos, única partida presupuestaria que si que se ha visto notablemente incrementada en estos dos últimos años, pasando el pago de intereses de la deuda de 710.000 euros en 2011 a 1,8 millones para este ejercicio”.

Izquierda Unida ha aprovechado la rueda de prensa para volver a exigirle al Ayuntamiento que utilice parte de ese remanente para poner en marcha un Plan de Empleo, que beneficie directamente a los trabajadores y que no se base en la subvención a los empresarios –en alusión a los planes de fomento del empleo que acaba de aprobar el Equipo de Gobierno-.

De este modelo de gestión económica, culpa Maximiliano también a la Junta de Comunidades, y a la deuda de casi 9 millones de euros que mantiene con el ayuntamiento y que ha obligado a este a concertar una operación de préstamo “que nos cuesta 260.000 euros en intereses al año” para hacer frente al pago a proveedores. No obstante y sobre esta cuestión el edil de Izquierda Unida ha denunciado la actitud servil del Alcalde “que ha pasado –en su relación con el Gobierno Regional- de la intransigencia extrema a la complacencia más absoluta”, “Román no es capaz de enfrentarse a Cospedal para defender los intereses de la ciudad de Guadalajara, no le reclama los 9 millones pendientes al igual que no ha dicho nada ante cuestiones tan importantes como la paralización de las obras del Hospital General o del  Campus Universitario”.

Como no podía ser de otra manera, Maximiliano también se ha referido a uno de los caballos de batalla de IU en esta legislatura: la privatización de los servicios públicos. Maximiliano ha vuelto a culpabilizar al modelo de gestión indirecta de la pérdida de calidad en la prestación de los servicios, la falta de control de las concesionarias por parte del ayuntamiento y el trato de favor que se les proporciona. Mostrando su preocupación por los planes del Partido Popular de concentrar varios servicios municipales en uno o dos contratos “esta decisión es el colofón al proceso privatizador de los servicios municipales, con estos macrocontratos el ayuntamiento va a perder poder y busca favorecer a las grandes empresas del ladrillo que han visto reducidos sus beneficios tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y que son empresas de este tipo las que aparecen en las listas de donantes del Partido Popular”.

Maximiliano también ha sido muy duro calificando la actitud del Alcalde, al que ha acusado de “autoritario y caciquil”,  ha señalado su falta de respeto al resto de grupos políticos y sus intentos de obstaculizar la labor de la oposición, limitando el derecho de acceso a la información.

El también Coordinador Provincial ha enmarcado esta actitud dentro del proceso de involución democrática que está propiciando el Partido Popular tanto en Guadalajara como en el conjunto del Estado y ha puesto como ejemplos recientes, los calificativos que utilizó con los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o las dificultades puestas a su formación política para organizar un acto en la calle con la intervención del diputado nacional Alberto Garzón “Román ha hecho suya una máxima del fundador de su partido y ministro franquista de que la calle es mía para impedir que se hable de política en las calles y plazas de Guadalajara”.

Finalmente Maximiliano ha criticado los intentos de Román de favorecer a su entorno ideológico “especialmente a la CEOE y a la Iglesia Católica, a la que ha dado 85.000 euros con cargo a préstamos y a la que acaba de ceder un edificio histórico, eso sí después de restaurarlo con el dinero de todos”; así como el uso partidista de recursos públicos –en referencia al contrato de comunicación firmado por valor de 145.000 euros- “y que quiere convertir en un instrumento de propaganda de cara a la próxima campaña electoral” asegura.

También ha tenido unas palabras de apoyo para los familiares de las víctimas del franquismo, al denunciar la actitud de este gobierno que “no ha condenado la dictadura” y que “ha humillado a las familias de los asesinados por la dictadura al acometer obras en el espacio reservado a la Memoria, saltándose la ley al fraccionar el contrato para que nadie se enterase y utilizando términos insultantes tales como los hipotéticamente fusilados”.

IU LIDERA LA OPOSICIÓN MUNICIPAL
Como colofón a este balance de legislatura el Portavoz de IU ha hecho una somera valoración de lo que ha sido la actividad de su grupo “con tan sólo un concejal y los escasos medios de que disponemos” considera que han liderado la oposición en el ayuntamiento, “hemos presentado medio centenar de mociones y más de 70 preguntas al Ayuntamiento, enmiendas a los presupuestos municipales, ordenanzas fiscales y a otros textos normativos”. Maximiliano ha resaltado que la labora de oposición también consigue frutos y que gracias a la iniciativa de IU se ha establecido el compromiso de modificar la normativa del agua que perjudica a los ciudadanos y que favorece a la empresa Guadalagua, se van a tomar medidas para limitar los efectos negativos para los vecinos de Taracena provenientes de la empresa CAOBAR,  o ante la insistencia de su grupo se ha forzado que Guadalagua pague el canon del 8% que tenía pendiente desde que comenzó el servicio en el 2009.


Considera también que sus continuas denuncias sobre los incumplimientos de las contratas municipales están forzando al Gobierno Municipal a exigir el cumplimiento de algunos contratos, llegando en algún caso a la aplicación de sanciones. Finalmente y tras varios años de proponerlo IU y de ser rechazado por el PP, el gobierno municipal ha implantado el fraccionamiento de pago de los impuestos y tasas municipales y se está realizando una auditoria energética que venían reclamando y que rechazaban de forma sistemática.