lunes, 3 de junio de 2013

El PSOE de Marchamalo propone medidas de fomento del empleo y reducción de la presión fiscal en procesos de desahucio



§ Se establecerán dos sistemas para la bonificación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a aquellas empresas que se asienten en Marchamalo o creen puestos de trabajo netos entre sus vecinos.

§ La modificación de la ordenanza que regula las plusvalías por cambio de titularidad de un inmueble permitirá que los afectados en posibles casos de desahucio no tengan que soportar también la carga de pagar este impuesto.

§ Rafael Esteban, Alcalde socialista de Marchamalo, apuntó al inminente desarrollo de la Ciudad del Transporte como un nuevo aliciente para que las empresas se asienten en un municipio "con una situación inmejorable".

El alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, acompañado por varios de los concejales que conforman su equipo de gobierno, han avanzado esta mañana en rueda de prensa los acuerdos más importantes que el Grupo Socialista del municipio llevará al pleno ordinario que se celebrará mañana para su aprobación, en la que buscará el máximo apoyo de los diferentes partidos con representación en Marchamalo.
Su grupo llevará dos acuerdos de modificación sobre sendas ordenanzas fiscales con un doble objetivo, fomentar la creación de empleo en Marchamalo, por un lado, y rebajar la presión fiscal derivada de los procesos de ejecución hipotecaria sobre las familias desahuciadas, por otro.
Para ello, el equipo de gobierno socialista establecerá dos tipos de bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que grava la actividad de las empresas asentadas en el municipio. Por un lado, se rebajará este impuesto en un 50%, el máximo que permite la ley, a aquellas empresas que asienten una nueva actividad en la localidad, a partir del segundo año de presencia en Marchamalo y durante un periodo máximo de cinco anualidades. Este incentivo será independiente del volumen de contrataciones que se lleven a cabo o el carácter de las mismas, y sólo para nuevas empresas, quedando fuera cualquier tipo de cambio de titularidad entre las existentes que no implique ni cambio ni incremento de su actividad.
Además, también se establecerá una nueva bonificación para este impuesto, esta vez directamente proporcional al número de nuevos puestos de trabajo que creen las empresas asentadas en Marchamalo. A partir del primer nuevo puesto de trabajo neto y con carácter indefinido, con una duración mínima de un año, que se genere en cualquier actividad empresarial empleando a un vecino del municipio se tendrá derecho a rebajas porcentuales en el IAE, que partirán desde un 5% y hasta un máximo del 30%. La escala se establecerá en función del porcentaje de nuevos empleos netos que se creen con respecto a la plantilla inicial de la empresa.
Todo ello viene a redundar en la firme intención de los socialistas marchamaleros para "facilitar e incentivar en todo lo que nos sea posible desde la administración local la creación de nuevos puestos de trabajo en nuestro municipio, ante la falta de iniciativas que estamos padeciendo por parte de las administraciones realmente competentes en esta materia", como resumió Esteban, quién quiso subrayar que "tenemos inmejorables condiciones para decir que somos un municipio atractivo para las nuevas empresas, con muy buenas comunicaciones y un tejido industrial ya asentado".
A este respecto, el Alcalde gallardo desveló la reunión que ha vuelto a tener esta mañana con los responsables del desarrollo de la Ciudad del Transporte, a caballo entre los términos municipales de Marchamalo y Guadalajara, y del Puerto de Tarragona, empresa que invertirá para la construcción del Puerto Seco que se implantará en este nuevo espacio industrial. Desarrollos Tecnológicos y Logísticos tiene previsto comenzar la urbanización este mismo verano, gracias a la inversión de 15 millones de euros que llevará a cabo el Puerto de Tarragona y que darán lugar a la plataforma intermodal de mercancías con más capacidad del Corredor del Henares, pudiendo gestionar trenes de hasta 750 metros de longitud.
Bonificación de las plusvalías para desahuciados.
El segundo de los principales acuerdos que el grupo municipal socialista presentará en el pleno de mañana es el relativo a la problemática suscitada en torno a las posibles ejecuciones hipotecarias de viviendas habituales que pudieran llegar a producirse en Marchamalo.
La falta de atención prestada a la Iniciativa Legislativa Popular presentada en el Congreso de los Diputados a este respecto previamente a la elaboración de la nueva Ley Hipotecaria española ha suscitado el acuerdo municipal por el cual el consistorio marchamalero tratará de paliar en lo posible la enormemente difícil situación de quienes se ven afectados por un desahucio.
De esto modo, la propuesta socialista radicará en la trasmisión del pago del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos, más conocido como plusvalía, a aquellas entidades bancarias que realicen un proceso de dación en pago, evitando esta obligación a la familia que se ve privada de su vivienda habitual y que, hasta ahora, era quién debía hacer frente a ese impuesto en estas situaciones.
Además, y puesto que la ley no permite esta variación en el caso de las ejecuciones hipotecarias, se creará un sistema por el cual se subvencionará en su totalidad el pago de este impuesto a los afectados, siempre en los casos en los que se trate de su vivienda habitual. Para ello, según explica el primer edil marchamalero, "hemos dispuesto de una Cuenta de Contingencias Comunes en la que se va a contemplar la subvención de esta plusvalía a las familias afectadas, siempre con el informe previo de los Servicios Sociales Municipales. El Ayuntamiento de Marchamalo no quiere el dinero de una familia desahuciada que, en una situación de exclusión social, tuviera que someterse al pago de la plusvalía".

En su alocución, Esteban apuntó su deseo de que no sea necesario tener que disponer cantidad alguna de este fondo de contingencia, "pero tenemos que establecer las herramientas que sean posibles para atender estos casos que suponen una situación dramática en casos ya de por si tremendamente complicados para quienes los están padeciendo".