martes, 11 de diciembre de 2018

Arriaca y Ball Corporation suscriben un acuerdo para poner en valor la lata en la cerveza artesanal.

Cervezas Arriaca enlatará sus cervezas con latas hechas en Cabanillas del Campo. Arriaca fue la primera cerveza artesanal del país en introducir este formato. 


La cervecera artesanal Arriaca y Ball Corporation, el mayor productor mundial de latas, han suscrito un convenio de colaboración con el objetivo de poner en valor este envase como continente de la cerveza artesana en general y el de seguir implementando mejoras en la producción. La rúbrica del acuerdo se ha producido en la planta que Ball estrenó recientemente en Cabanillas del Campo (Guadalajara), una de las instalaciones más modernas y sostenibles de Europa y que se encuentra a sólo unos kilómetros de la fábrica artesanal que la cervecera de Guadalajara posee en la localidad de Yunquera de Henares.

De facto, esta colaboración permitirá, por un lado, la puesta en marcha de acciones conjuntas encaminadas a hacer llegar al público especializado y también al público en general las bondades objetivas de este envase y, por otro, el intercambio de información y tecnología entre ambas partes, con la intención de obtener el máximo partido al rendimiento del envase en lata y todos sus beneficios para el producto final.

Jesús León, CEO de Arriaca, ha señalado que “fraguar una colaboración con una multinacional líder del sector del envase como es Ball supone un importante espaldarazo, y no sólo para nosotros, sino para la cerveza artesanal en general, que apuesta de forma inexcusable por la variedad y la calidad organoléptica en sus producciones”.

“La finalidad”, ha abundado León, “es poner en valor el envasado en lata de un producto de muy alta calidad como es la cerveza artesana”, ya que, por sus características, es un contenedor ideal para las cervezas altamente lupuladas y aromáticas, como suele ser el caso de las de elaboración artesanal.

De hecho, y según ha recordado el CEO de Arriaca, “la colaboración, el asesoramiento y la ayuda que hemos obtenido desde el primer día por parte de Ball han sido claves para llevar a buen puerto esta locura que supuso ser pioneros en España en el envasado de cervezas artesanas en lata”.

Arriaca, primera cervecera artesanal.

Arriaca fue la primera artesana del país en apostar, en febrero de 2016, por la lata para contener cerveza artesanal, algo que si bien nadie había hecho en España hasta ese momento, era ya, y sigue siendo, tendencia a nivel mundial en el sector craft.

Fernando Muñoz, manager comercial en el Sur de Europa de Ball, ha indicado, por su parte, que “este acuerdo es la continuación de un camino que iniciamos ya hace dos años y en el que decidimos apostar por el sector craft en España”.

“Por ello”, asegura, “es un placer suscribir un acuerdo con uno de los mayores y más innovadores productores artesanos de la península y poder seguir cooperando lo que nuestras sinergias, productividad y saber hacer nos permitan”.

De hecho, las latas de Arriaca, procedentes de la planta de Cabanillas de Ball, son las más ligeras de toda la red de producción mundial de la firma americana.

Tras la firma del acuerdo, varios de los responsables de Arriaca visitaron las líneas de producción de la planta cabanillera, que tiene una estimación de 4,3 millones de latas generadas al día, para un total anual previsto de unos 1.600 millones.

La lata, envase ideal para la cerveza artesanal
Las características de la lata como envase la convierten, objetivamente, en un envase muy amable para la cerveza artesanal. Algunas de las más destacadas son las siguientes:

- Opacidad. Al no dejar pasar la luz, el lúpulo, ingrediente fotosensible que su utiliza con profusión en multitud de cervezas artesanas, no se ve afectado, conservando sus propiedades y las de la cerveza. Evita, por tanto, alteraciones de sabor u olor.

- Ausencia de oxígeno. La lata es hermética e impide, tras su llenado y cerrado, la presencia de oxígeno y, por tanto, evita la oxidación del contenido.

- Ausencia de interacción-lata producto. Estas latas de aluminio presentan una película que las recubre y que impide que el producto interaccione con la lata. Es una garantía para que la cerveza no sepa a metal.

- Ventajas logísticas. La lata pesa menos que la botella de vidrio y, además, el modelo utilizado por Arriaca es el menos pesado de toda la red mundial de Ball. Se fabrica en la planta de Cabanillas del Campo (Guadalajara). Respecto a la botella, la lata ocupa menos espacio, se apila mejor y no es tan frágil ante posibles roturas.