martes, 6 de junio de 2017

Un nuevo helicóptero, tres nuevas motobombas y más efectivos, principales novedades de la campaña contra incendios en Guadalajara .

Por Redacción:
La campaña de alto riesgo de incendio se prolonga del 1 de junio al 30 de septiembre.Tres nuevos puntos de agua de defensa contra incendios, una patrulla nocturna con base en El Serranillo o la ampliación del personal de las brigadas helitransportadas son otros de los nuevos recursos con que la provincia afronta la campaña de este año.


Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado 7,2 millones de euros a trabajos de selvicultura preventiva en la provincia de Guadalajara, desarrollados por 330 personas que han actuado sobre 1.800 hectáreas forestales.

Un nuevo helicóptero en la base del Serranillo, en Guadalajara, tres nuevas autombombas y más efectivos son las principales novedades con las que la provincia de Guadalajara afronta la campaña contra incendios que se inició el 1 de junio y se prolongará hasta el 30 de septiembre.

Así lo ha indicado el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Santos López, tras la reunión del Comité Asesor Provincial del Plan contra Incendios Forestales de Castilla-La Mancha, dentro de la organización de la Campaña de Extinción de Incendios Forestales de este año. El director provincial ha puesto de manifiesto la importancia de la coordinación “de todas las administraciones y entidades implicadas en la lucha contra el fuego en la provincia” y ha destacado el gran esfuerzo realizado por el Gobierno regional en labores preventivas durante los ocho meses que no son temporada de alto riesgo de incendio.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado 7,2 millones de euros a trabajos de selvicultura preventiva en la provincia de Guadalajara, desarrollados por 330 personas que han actuado sobre 1.800 hectáreas forestales. “Este Gobierno le confiere una gran importancia a la prevención, como demuestra el hecho de que en Castilla-La Mancha, desde que Emiliano García-Page es presidente, los profesionales de los retenes trabajan los 12 meses del año”, ha afirmado.

Asimismo, y también dentro de las labores preventivas, Santos López ha explicado que, por segundo año consecutivo, durante esta campaña se enviarán mensajes a los agricultores de la provincia alertando de los días de riesgo extremo para que, en esas fechas, la precaución sea máxima.

A pesar del “gran trabajo” realizado en labores preventivas, Santos López reitera el llamamiento a “la prudencia y la colaboración” para evitar incendios “en una campaña con unas condiciones desfavorables debido a la climatología”.

Asimismo, ha puesto de manifiesto “el aumento de medios materiales y humanos” con que se afrontará la campaña de alto riesgo forestal de este año. En concreto, ha señalado que en la provincia de Guadalajara la base del Serranillo, donde se ubica el Centro de Operaciones Provincial (COP) contará con un nuevo helicóptero, que se unirá al ya existente en campañas anteriores, y que supondrá “un importante refuerzo” tanto en misiones de transporte de personal como para la extinción. Además, el Serranillo incorpora también una patrulla de vigilancia nocturna, “que será clave para atender las incidencias que se producen por la noche, fuera del horario de presencia física de los medios terrestres”.

Otro importante refuerzo para la campaña de alto riesgo de incendio forestal de este año es la incorporación en la provincia de tres nuevas motobombas de última generación, adaptadas para ser utilizadas directamente en el monte, incluso fuera de pistas forestales. Estos nuevos vehículos son de categoría 3, con dos ejes motrices 4x4, van dotados con bomba contra incendios, una cisterna de 3.500 litros de agua y modernos sistemas de seguridad y protección.

El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado también la importancia de la construcción de tres nuevos puntos de agua de defensa contra incendios de más de 2.000 metros cúbicos de capacidad cada uno. En concreto, se ubican en las localidades de Brihuega, Ciruelos del Pinar y Bustares, “con lo que hemos reforzado las zonas de la Sierra Norte, la Comarca de Molina y la Alcarria”, explica Santos López, al tiempo que añade que el objetivo es “tejer una tupida red de puntos de carga de helicópteros y autobombas para que los desplazamientos desde los posibles incendios a las zonas de recarga de agua sean lo más cortos posible, con lo que ganamos en eficacia y efectividad”. Con estos tres, son ya 156 los puntos de que existen actualmente distribuidos por la provincia de Guadalajara, 11 más que en el año 2015.

El responsable provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha hecho también hincapié en los aumentos de efectivos personales con que contará la presente campaña contra el fuego. En este sentido, ha señalado que la base de Cogolludo aumentar el personal, pasando a ser una unidad terrestre de máxima capacidad. También se aumenta el personal de las brigadas helitransportadas, entre otras medidas. De este modo, se estima en 450 el número de personas que trabajarán en la provincia en la campaña contra incendios de este año entre agentes de GEACAM, agentes medioambientales y técnicos de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

Asimismo, ha recordado que este año continuará operativo el aeródromo de Peralveche, puesto en marcha en la anterior campaña, y se mantendrá en la base de las Minas el helicóptero pesado KAMOV dependiente del Ministerio de Agricultura.



Santos López ha reiterado el llamamiento a “extremar la prudencia” durante la campaña de este año. Asimismo, ha recordado que en 2016 la superficie quemada disminuyó un 40 por ciento en la provincia de Guadalajara en relación a 2015. En concreto, en 2016 se produjeron en la provincia 116 fuegos, de los que el 82 por ciento se quedaron en conato, al no superar la hectárea de superficie quemada. En total, el terreno que ardió fue de 351,87 hectáreas forestales, de las que 230,43 correspondieron a superficie arbolada.