lunes, 4 de julio de 2016

Las operaciones de tabique nasal suponen la cuarta parte de las intervenciones realizadas por el servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Guadalajara .

Por Redacción:
Las operaciones de tabique nasal suponen la cuarta parte de las intervenciones realizadas por el servicio de Otorrinolaringología.El 24,7 por ciento de las operaciones realizadas por este servicio fueron septoplastias, seguidas de adenoidectomías y amigdalectomías (operaciones de vegetaciones y anginas), que supusieron un 19 por ciento. 


El servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Guadalajara llevó a cabo en 2015 un total de 578 intervenciones quirúrgicas para tratar problemas de fosas nasales, oído y faringe y laringe.

Las intervenciones más frecuentes fueron las septoplastias, indicadas para personas con dificultades para respirar por problemas de tabique nasal (desviaciones septales). En total, se realizaron 143, lo que supone una de cada cuatro cirugías realizadas por este servicio.

A éstas le siguen en número las adenoidectomías (vegetaciones) y amigdalectomías (anginas), con 109 intervenciones que suponen un 19 por ciento del total. Se dan sobre todo en niños “cuando existe un problema de infecciones de repetición”, como explica el jefe del servicio de O.R.L., Fernando Rodríguez de la Fuente.

Otras intervenciones frecuentes fueron, con 39 cirugías, las turbinoplastias (reducción del tamaño de los cornetes nasales para mejorar la respiración), seguidas de las microcirugías laríngeas (para disfonía y problemas de voz, etc.) con 38, y las timpanoplastias (reconstrucción de tímpano o limpieza de infecciones en el oído), que fueron 37.

También son destacables los drenajes transtimpánicos, muy frecuentes en los niños por la dificultad para eliminar secreciones mucosas, las cirugías endoscópicas nasosinusales, para la sinusitis, con o sin pólipos, y las estapedectomías, en las que se sustituye el estribo del oído medio por una prótesis, por haberse fijado y no poder vibrar para transmitir el sonido. Finalmente se realizaron seis intervenciones para extirpar tumores malignos, siendo los más frecuentes en este caso los de laringe y que, señala Rodríguez de la Fuente, “cada vez se operan menos dado que el tratamiento con quimioterapia y radioterapia es menos mutilante”.

Consultas atendidas
Tal y como destaca el jefe del servicio de ORL, el número de consultas relacionadas con Otorrinolaringología ha ido en constante aumento. Ello se explica por la mayor edad de los usuarios pues, aunque “la pérdida de audición tiene que ver con procesos degenerativos del oído interno”, se relaciona especialmente con el deterioro en la audición que trae consigo el envejecimiento poblacional

Además, se observa un aumento de las consultas e intervenciones relacionadas con la sinusitis crónica y los pólipos nasales, problemas que antes se veían como trastornos crónicos pero a los que, desde hace un tiempo, “se presta más atención” ya que “sí tenemos soluciones”.



Así, durante el pasado año el servicio de ORL atendió 16.907 consultas, de las que 15.064 se llevaron a cabo en el Hospital y 1.843 en el Centro de Especialidades de Azuqueca de Henares. De todas, 7.138 fueron atenciones a pacientes en primera consulta, (6.259 en el Hospital y 879 en Azuqueca). 

Asimismo, el servicio realizó a lo largo del pasado año 3.818 audiometrías frente a las 3.454 que se llevaron a cabo en 2014.