lunes, 16 de mayo de 2016

El presidente García-Page anuncia que las obras del Hospital de Guadalajara comenzarán la próxima semana.

Por Redacción Onda Yunquera:
El nuevo hospital incorporará los servicios de Neonatología Cirugía Pediátrica y Medicina Nuclear y tendrá más prestaciones. Así lo ha anunciado este lunes en la capital guadalajareña el presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, durante un encuentro con medios de comunicación en el que ha estado acompañado por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz y el delegado de la Junta en la provincia, Alberto Rojo.


Tal y como ha explicado García-Page, con la incorporación de estas dos nuevas especialidades, entre 1.200 y 1.500 pacientes de la provincia evitarán ser trasladados a hospitales de la Comunidad de Madrid u otras provincias, reduciendo así “entre un setenta y cinco y un ochenta por ciento” el número de derivaciones desde el Hospital de Guadalajara.

La mayor parte de las derivaciones desde el Hospital General Universitario de Guadalajara se corresponden a intervenciones de cirugía pediátrica, destacando la de las cirugía urológica, cirugía general, aparato digestivo y traumatología. En cuanto a medicina nuclear, anualmente son derivados a Madrid unos 850 pacientes para la realización de gammagrafías y tomografías por emisión de positrones (PET).

Se trata, en palabras del presidente “de la noticia más importante en materia sanitaria” para la provincia de las últimas décadas y supone un precedente que se hará extensivo al resto de hospitales universitarios de la región ya que, según ha adelantado García-Page, la intención del Ejecutivo autonómico es que los centros hospitalarios de mayor rango cuenten con “todos los servicios mayoritarios”.

Convenio Sanitario con Madrid

Por otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha se ha referido al convenio de prestación de servicios de atención sanitaria vigente con la Comunidad de Madrid, asegurando que, si bien Castilla-La Mancha no lo denunciará, el Ejecutivo regional sí que reclamará un trato “singular, especial” y “sin hipotecas” para la provincia de Guadalajara.

En este sentido, Emiliano García-Page ha lamentado que, hasta la fecha y, desde marzo de 2015, la prestación de servicios sanitarios para los guadalajareños esté unida a la “losa” que supone la segunda de las áreas de cobertura de este acuerdo, el norte de la provincia de Toledo.

El presidente del Ejecutivo autonómico ha mostrado su disposición a seguir manteniendo conversaciones con los responsables autonómicos de la Comunidad de Madrid con la finalidad de que Guadalajara cuente con un convenio propio que, en cualquier caso, no esté atado a intereses relacionados “con negocios privados de la sanidad madrileña”.

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha ha calificado de “muy grave” la desaparición del Fondo de Cohesión Sanitaria y ha reclamado su recuperación así como la del Sistema Nacional de Salud, para que no existan “diecisiete fronteras sanitarias”. “Espero que a lo largo de este año lo recuperemos o entraremos en grave crisis de atención sanitaria”, ha sentenciado García-Page.