martes, 24 de mayo de 2016

Castilla-La Mancha contará con un “abanico absoluto” de medidas con la que atenderá todas las casuísticas del desempleo en la región

Por Redacción:
El presidente de Castilla-La Mancha ha informado este martes en Toledo de la convocatoria de bases para las subvenciones que se otorgarán a las entidades colaboradoras del programa ‘Garantía + 55’, aprobada en Consejo de Gobierno.


Tal y como ha subrayado García-Page, con esta medida “práctica y espiritual” no sólo se fomentará la reinserción laboral de desempleados pertenecientes al colectivo de mayores de 55 años, sino que además se mejorarán sus cotizaciones de cara a la jubilación.

Con este programa, ha explicado el presidente regional, el subsidio que este colectivo recibe del Estado se transformará en un trabajo, con un complemento que añade la comunidad autónoma, que supondrá “la recuperación de las capacidades, de la autoestima familiar” y que en sí mismo supondrá “un plan de rescate de la dignidad de las pensiones”.


Toledo, 24 de mayo de 2016.- Castilla-La Mancha contará con un “abanico absoluto” de medidas mediante las que podrá atender la problemática del desempleo en la región, abarcando todas las casuísticas existentes.

Así lo ha asegurado el presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, quien, este martes ha informado en el Palacio de Fuensalida, junto a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, de la convocatoria de base de las subvenciones que percibirán las entidades colaboradora en el programa ‘Garantía + 55’ que han sido aprobadas por el Consejo de Gobierno.

Un programa que se suma a otras políticas como las acciones específicas dirigidas al colectivo de desempleados mayores de 45 años, el plan de autoempleo, el dirigido a jóvenes o a aquellos con escasa cualificación y que llevan mucho tiempo en desempleo que, tal y como ha asegurado el presidente autonómico, hará que Castilla-La Mancha tenga “el conjunto de ayudas e incentivos públicos a la contratación más importante de toda España”.

El presidente de Castilla-La Mancha ha hecho hincapié en que, con esta medida “práctica y espiritual” no sólo se fomentará la reinserción laboral de desempleados pertenecientes al colectivo de mayores de 55 años, sino que además se mejorarán sus cotizaciones de cara a la jubilación, lo que a su vez, servirá de acicate para uno de los sectores más vulnerables y castigados por la crisis. “Gente talentosa, que lo ha demostrado todo en su vida” pero que, al mismo tiempo y, dadas las circunstancias del mercado de trabajo, tienen su vuelta al mundo laboral más difícil, ha explicado García-Page.

Se trata de, en palabras del presidente regional, de que el subsidio que este colectivo recibe del Estado “se transforme en un trabajo, con un complemento que añade la comunidad autónoma, que supondrá la recuperación de las capacidades, de la autoestima familiar y que recuperará la capacidad de las cotizaciones para que tengan el día de mañana una cotización mayor”. “Es un plan de rescate de la dignidad de las pensiones”, ha finalizado el presidente regional.