miércoles, 30 de diciembre de 2015

PP y C’s consuman su maniobra contra los pueblos para hurtarles la representación en los consorcios provinciales

El Equipo de Gobierno del PP y Ciudadanos han consumado una verdadera traición a los ayuntamientos de la provincia al hurtarles la representación en los consorcios provinciales. Los diputados de ambos grupos han unido sus votos esta mañana en el pleno de la Diputación para eliminar de un plumazo la Asamblea General del Consorcio de Residuos, de la que formaban parte todos los municipios, que a partir de ahora se quedan sin voz ni voto en la toma de decisiones de este organismo. La Asamblea General ha quedado reducida a tan solo nueve miembros, que además serán designados por los partidos políticos de la Corporación provincial. 



Al tiempo, PP y Ciudadanos también han ido de la mano al rechazar una propuesta del Grupo Socialista para mantener la representación de los pueblos tanto en el Consorcio de Residuos como en el de Bomberos, en el que ya se consumó la eliminación de la Asamblea General la semana pasada tras imponerse el voto ponderado de la Diputación pese a la oposición mayoritaria de los ayuntamientos. 

De hecho, el Equipo de Gobierno se ha visto obligado a recurrir hoy a la mayoría que tiene en el pleno de la Diputación gracias al respaldo de Ciudadanos porque no obtuvo los votos necesarios para sacar adelante sus planes en la Asamblea del Consorcio de Residuos del pasado mes de octubre, donde la Diputación no tiene más peso específico que el resto de integrantes.

Maniobras sin respaldo de los ayuntamientos
El portavoz socialista, Julio García, ha asegurado que estas maniobras dejan en evidencia que la Diputación ha impuesto su criterio en los dos consorcios sin el respaldo mayoritario de los ayuntamientos, “que no quieren verse privados de voz y voto en unos organismos donde se toman decisiones que afectan de manera directa tanto a sus presupuestos como a los servicios que prestan”.

García ha criticado que la decisión adoptada hoy no haya venido acompañada por ningún informe técnico, y ha recordado que no había ninguna necesidad de eliminar las asambleas generales de los consorcios para adaptarlos a la nueva normativa. En este sentido, el portavoz socialista ha señalado los ejemplos de Zamora, Valencia o Alicante que también lo han hecho y, sin embargo, mantienen una Asamblea General con competencias propias, además de la Junta de Gobierno o Consejo Directivo, según la denominación adoptada en cada caso.

“Es increíble que Ciudadanos se haya prestado a esta estrategia del PP que va claramente en contra de los pueblos de la provincia. Han sido desleales con ellos, pero también consigo mismos, porque esto lo han hecho precisamente los dos grupos que firmaron un acuerdo el pasado mes de junio comprometiéndose a facilitar medios para que los municipios participen en la toma de decisiones. Desde el Grupo Socialista, lamentamos la cacicada que han perpetrado tanto el PP como Ciudadanos, y vamos a estudiar la medidas a nuestro alcance para evitar este atropello”, ha agregado García.