sábado, 17 de octubre de 2015

Ruiz Molina: “Los presupuestos regionales para el próximo año tendrán como prioridad el gasto social”

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha señalado hoy que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene “muy claro que los presupuestos regionales para el próximo año tendrán como prioridad el gasto social”, con el objetivo de recomponer el Estado de bienestar.


A preguntas de los medios de comunicación durante su visita a la 35 edición de FARCAMA, Ruiz Molina ha destacado que la prioridad será la “sanidad, la educación y la dependencia”, ya que el Ejecutivo de Cospedal “se ha cargado el Estado de bienestar en estos cuatro años” por lo que hay que recomponerlo durante esta legislatura.

El consejero ha indicado que se está trabajando para presentar los presupuestos a finales de diciembre y que su tramitación pueda comenzar a principios de enero, aunque ha vuelto a resaltar que al Gobierno de Emiliano García-Page “no le importan los plazos, le importan las personas”.

“Nos estamos tomando el tiempo que consideramos necesario para hacer unos buenos presupuestos porque además son los primeros de la legislatura y hay que poner especial empeño”, ha añadido al respecto.

En este mismo sentido, ha afirmado que las Comunidades Autónomas que, como Castilla-La Mancha, cambiaron de Gobierno tras las elecciones del pasado mes de mayo “se están tomando su tiempo para elaborar el presupuesto”

En el caso de Castilla-La Mancha, ha asegurado, hay que tener en cuenta que “el presupuesto de 2015 no nos sirve como referencia para elaborar el presupuesto de 2016”.

Por otra parte, el titular de Hacienda ha asegurado que se están revisando “absolutamente todas las figuras tributarias, pero no con la intención de incrementar la presión fiscal sobre los ciudadanos castellano-manchegos, sino con el de redistribuir la carga tributaria en función del principio de capacidad económica, es decir, pretendemos que paguen más impuestos quienes más riqueza tienen”.

En relación con este asunto, ha recordado que, como adelantó el presidente Emiliano García-Page, se van a suprimir diez tasas “que más allá del alcance recaudatorio eran injustas”.