lunes, 5 de octubre de 2015

La consejera de Fomento expresa su temor a un nuevo trasvase durante las próximas fechas

Elena de la Cruz asegura tener escasas esperanzas de que la reunión del miércoles con la ministra Tejerina tenga algún resultado positivo “cuando el Gobierno de España entra en funciones apenas 15 días después”.La consejera considera “mortal” el año hidrológico para el Tajo, puesto que se ha trasvasado un 20 % más de agua que la que se ha desembalsado para la viabilidad del cauce.


La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha expresado hoy durante la visita que una treintena de parlamentarios, alcaldes y concejales han realizado a los pantanos de Entrepeñas y Buendía su convicción de que el Gobierno de España autorizará otro trasvase durante las próximas fechas.
 
La consejera ha afirmado que “con ese argumento del Ministerio del nivel mínimo de los 304 hectómetros cúbicos, aunque nosotros sabemos que no es legal, nos tememos que nos puedan aprobar otro trasvase”. “Estamos seguros de que esto va a ser así”, ha manifestado Elena de la Cruz, que ha calificado esa posibilidad de “demoledora” para el río Tajo, cuando el nivel actual de agua embalsada apenas alcanza los 330 hectómetros cúbicos, con pérdidas semanales que rozan los 7 hectómetros cúbicos.
 
La consejera de Fomento teme que antes de que concluya el año, y según las previsiones meteorológicas, el nivel de los pantanos de cabecera baje incluso de esos 304 hectómetros cúbicos que el Ministerio utiliza como umbral mínimo por debajo del cual no se puede trasvasar agua.
 
En cualquier caso ha expresado su convencimiento de que los recursos judiciales contra los tres últimos trasvases presentados por el Gobierno regional ante la Audiencia Nacional “nos van a dar la razón” porque “la interpretación de la ley que ha hecho el Ministerio no tiene visos de legalidad”, recordando que en la Agencia del Agua existe un certificado del Gobierno de España de marzo de 2014 situando el umbral mínimo no trasvasable en 400 hectómetros cúbicos, casi 70 por encima de las reservas actuales de la suma de los pantanos de Entrepeñas y Buendía.
 
Reunión a destiempo
 
La consejera se ha referido a su reunión del próximo miércoles en Madrid con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, asegurando tener pocas esperanzas de que se tomen decisiones a raíz de ese encuentro, ya que “apenas 15 días después este Gobierno de la Nación entra en funciones, con lo cual poco va a poder hacer”.
 
"La urgencia no era tal”, ha subrayado, por lo que ha reprochado al Ministerio que el encuentro no se haya producido antes, cuando además, entre la solicitud de la entrevista con Tejerina y la cita del 7 de octubre “nos han aprobado tres trasvases”. “Nos hubiera gustado que esta reunión hubiera sido mucho antes porque seguramente se podrían haber evitado las situaciones que se han dado este verano”, ha señalado, insistiendo en que la voluntad del Gobierno regional es “sentarse a la mesa” para “dialogar” a fin de poder resolver un problema que, ha recordado, es competencia del Estado.
 
De la Cruz ha realizado un balance del año hidrológico recién terminado el pasado día 30 de septiembre con un volumen total de agua trasvasada de 241 hectómetros cúbicos, cifra muy superior a los alrededor de 200 hectómetros cúbicos que se “han desembalsado durante el año para la viabilidad del río”. Sobre esa cantidad ha dicho que es “muy escasa”, puesto que sitúa al Tajo “en riesgo de muerte” en su tramo medio, comprendido entre los embalses de Entrepeñas y Buendía y Talavera de la Reina.
 
Sobre el trasvase ha dicho que “la realidad es muy tozuda”, ya que desde que se creó la infraestructura en 1979 las aportaciones al Tajo se han reducido “a la mitad”. “A día de hoy hay alternativas que pueden garantizar agua” tanto para los pantanos de cabecera como para la cuenca receptora. Para ello es necesario “tener un consenso y un diálogo con el Gobierno de España”.