domingo, 27 de septiembre de 2015

A la intensidad y el buen trabajo del Dépor sólo le faltó el gol en Gernika

El C.D. Guadalajara sumó un empate en su visita a la S.D. Gernika Club en un igualado e intenso partido en el que los alcarreños, enérgicos a lo largo de los noventa minutos, buscaron con más ganas la portería rival y merecieron mejor resultado. Pero a los morados les faltó el gol y también algo de acierto arbitral, ya que el colegiado Vila Sánchez no pitó un clarísimo penalti a Lee (que tuvo que ser retirado con una brecha en su ceja que necesitó puntos de sutura) y anuló un tanto a los deportivistas por un presunto fuera de juego que no era en una falta lateral botada por Riki.


La primera mitad destacó por el equilibrio y la intensidad que ambos equipos demostraron sobre el terreno de juego. El fútbol directo y las segundas jugadas se convirtieron en protagonistas en unos cuarenta y cinco minutos en los que las defensas superaron a los ataques. No en vano, pese a que ambos conjuntos intentaron generar peligro con diagonales y velocidad a la espalda de los centrales, las ocasiones de gol brillaron por su ausencia.

Un tímido disparo alto desviado del local Entziondo fue la primera aproximación del encuentro y esta oportunidad encontró la respuesta inmediata de los morados, ya en el minuto 13, en un centro en banda derecha de Lee que Berasaluze cortó milagrosamente con Guillem a la espera en boca de gol. En cualquier caso, fue el propio central local el que dispuso de la mejor ocasión de la primera mitad, pero su remate en el área pequeña tras un córner en el minuto 28 se marchó desviado. Santamaría, con otro lanzamiento flojo desde la frontal que detuvo sin problemas Ferrán Ferri en el minuto 34, finiquitó una  primera mitad en la que el Dépor igualó la energía que está demostrando la S.D. Gernika en su campo en este inicio de temporada.

Tras la reanudación, el conjunto de Manolo Cano encontró espacios en los primeros minutos, como en un centro de Lee en el minuto 48 que detuvo Altamira tras una buena combinación entre Guillem y Miguélez. Tres minutos después, Iván Rubio, con un disparo frontal desviado, continuó acechando para un Dépor que dio un paso adelante en la segunda mitad (codazo incluido a Lee dentro del área, que tuvo que ser reemplazado por Dani Iglesias en el minuto 57 por una brecha en la ceja que necesitó sutura, si bien el árbitro no decretó el claro penalti).

Pese a ello, el partido se volvió a equilibrar en los siguientes minutos, con las defensas de nuevo imponiéndose a los ataques. Ya en los últimos quince minutos, un buen Dépor fue de nuevo el que más lo intentó. Primero, con un disparo cruzado de Guillem que se marchó fuera. Y, después, con un gol mal anulado por un presunto fuera de juego que no era en una falta lateral de Riki. Por su parte, la S.D. Gernika Club también pudo marcar en el minuto 90, pero Ferrán Ferri detuvo la falta lateral de Gorka Larruzea en la última oportunidad de un encuentro en el que el Dépor, que trabajó sobresalientemente a lo largo de los noventa minutos, buscó más el triunfo.

El siguiente compromiso del C.D. Guadalajara será el próximo sábado a las 18 horas en el Municipal Pedro Escartín ante el Club Portugalete, en partido correspondiente a la séptima jornada del grupo II de la Segunda División B.

S.D. GERNIKA CLUB 0

C.D. GUADALAJARA 0

S.D. GERNIKA CLUB: Altamira; Goiria, Berasaluze, Carracedo, Diego; Lander (Gorka Pérez, minuto 87), Endika; Kevin, Gorka Larruzea, Entziondo (Luariz, minuto 72); y Santamaría (Aimar, minuto 84).

C.D. GUADALAJARA: Ferrán Ferri; Moyano, Rangel, Robin, Dani Gómez; Diakité, Iván Rubio; Lee (Dani Iglesias, minuto 57), Miguélez (Riki, minuto 61), Edipo (Manzano, minuto 76); y Guillem.

ÁRBITRO: Vila Sánchez (Colegio Navarro), asistido en las bandas por Huici del Olmo y Martínez Quiroga. Amonestaron con cartulina amarilla al local Kevin (minuto 39) y a los deportivistas Miguélez (minuto 33) y Rangel (minuto 49).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la sexta jornada del grupo II de Segunda División B disputado en el Campo de Urbieta, de Gernika-Lumo (Vizcaya), ante alrededor de 800 espectadores, entre ellos cerca de tres decenas de aficionados deportivistas.