miércoles, 6 de mayo de 2015

Los colectivos del mundo taurino denuncian que el nuevo reglamento de la junta pone en peligro los festejos populares en la provincia de Guadalajara

Los colectivos del mundo taurino en la provincia han levantado la voz contra la intolerancia que está demostrando la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con los festejos taurinos populares en los pueblos de Guadalajara y que pone cada vez más en peligro su celebración, según señalan en un comunicado enviado a los medios.


Según su opinión, esta intolerancia se ha visto reflejada en el nuevo Reglamento de los festejos taurinos populares que entró en vigor en agosto de 2014 y en el que se modifican, entre otras cosas, el número de efectivos sanitarios necesarios para la celebración de cualquiera de estos festejos, exigiendo que a los facultativos que ya incluía la normativa anterior, se añada una UVI móvil con un equipo sanitario completo. Esto supone que al médico, ATS y cirujano que ya están en el lugar del festejo (al que se añade un anestesista si las reses a lidiar son mayores de 36 meses) haya que sumar otro equipo médico formado por otro médico, otro ATS y dos conductores de la UVI móvil, lo que supone una duplicidad innecesaria de efectivos.

Los empresarios taurinos, ganaderos y organizadores de festejos taurinos de Guadalajara, con el apoyo de muchos ayuntamientos de la provincia, se han manifestado en contra de esta medida que viene a dificultar gravemente la celebración de cualquier tipo de festejo taurino en nuestros pueblos. Esto es así por varias razones, la fundamental es que en nuestra provincia coinciden en la misma fecha y en especial en los meses de verano numerosas fiestas, por lo que no habrá facultativos ni personal sanitario suficiente para cubrir estos espectáculos, lo que hará inviable su celebración.

A esto se suma un motivo económico, ya que la contratación de otro equipo médico supondría un desembolso que muchos ayuntamientos no se pueden permitir cuando, además, esa duplicidad no es necesaria ya que en todas las plazas y festejos populares hay siempre presente un equipo médico completo.

Prácticamente la totalidad de empresarios taurinos y ganaderos de nuestra provincia presentaron el pasado mes de febrero un escrito ante la Delegación Provincial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el que manifestaban su disconformidad con esta medida que consideran injusta y desproporcionada y que, además, pone en peligro la celebración de muchos de estos festejos populares a los que tradicionalmente acuden cientos de personas y que suponen un apoyo para el mantenimiento y la supervivencia de nuestros pueblos.

Después de más de dos meses, el sector taurino no ha obtenido ninguna respuesta por parte de los responsables del Gobierno regional frente a este problema, por lo que han decidido comunicárselo a la totalidad de los ayuntamientos, que son quienes verán peligrar sus festejos taurinos.

Además, el nuevo Reglamento también incluye otras modificaciones que perjudican a los festejos populares como prohibir los concursos de recortadores con reses de más de 36 meses lo que resta a este espectáculo gran parte de su atractivo y cuando, además, en otras Comunidades Autónomas se permite celebrarlos con reses de hasta 6 años de edad.

Los empresarios, organizadores de festejos taurinos y ganaderos de Guadalajara consideran muy importante que se apoye y se defienda la fiesta taurina con actuaciones como el I Congreso Internacional de la Tauromaquia que la Junta de Comunidades celebró el pasado mes de febrero en Albacete, pero entienden que la defensa de este mundo tiene que empezar desde lo más pequeño, los festejos populares que se celebran en los pueblos y que son la más pura expresión de la tradición taurina de nuestro país.

FUENTE LA CALLE.INFO