lunes, 12 de enero de 2015

Los Barrileros F.S. se llevan el derbi local frente Los Cuatro Caños (6-5)

BONITO ESPECTÁCULO DE FÚTBOL SALA EL PROTAGONIZADO POR LOS DOS EQUIPOS YUNQUERANOS, AMBOS DEMOSTRARON POR QUE ESTÁN EN LO MÁS ALTO DE LA TABLA


Vibrante partido el que se pudo vivir en la tarde del pasado sábado en un Pabellón Polideportivo de Yunquera que volvió a colgar el cartel de no hay billetes. Cerca de 400 personas disfrutaron de un encuentro no apto para cardiacos, con múltiples alternativas y con un juego vistoso que no dejo indiferente a nadie. Sin duda, toda una fiesta para el deporte del fútbol sala y para Yunquera, que cuenta en la actualidad con dos grandes equipos luchando por un campeonato que tendrá muchos episodios de aquí a su finalización. Los Barrileros vuelven a  saborear las mieles del éxito en un partido en el que el principal vencedor fue el fútbol sala y el espectáculo.

Partido emocionante para los entrenadores y divertido para el espectador. Poco duraría el marcador a cero ya que el jugador Barrilero Calili, actual “pichichi” de la cuarta división, adelantaría a los suyos en un lanzamiento de falta cuando solamente habían transcurrido dos minutos. A partir de aquí las defensas desaparecieron y los nervios se dejaban hacer notar ante la importancia del duelo. Muchas ocasiones en ambas porterías y unos Barrileros molestos ante lo que ellos consideraban desacertado arbitraje, hicieron que Los Cuatro Caños pusieran el partido patas arriba en tres acciones de nivel. Nacho González, con la ayuda inestimable de la defensa barrilera, haría el 1-1, Iván tras un discutido penalti adelantaría a los suyos, y Nacho Alcaide ante el desconcierto “local”, anotaría el 1-3 con el que se llegó al descanso. El correcalles constante en el que se convirtió el duelo hacía que el gol pudiese rondar en cualquiera de las dos áreas. El castigo para Los Barrileros pudo ser bastante peor, pero la gran actuación de su guardameta Dani, una vez más, propició que los suyos llegasen vivos a los segundos veinticinco minutos.

Tras el paso por vestuarios el guión cambió, la conjura y la modificación de chip barrilera, surgieron efecto, y los de Meco-Leoncio sometieron a la presión a su rival desde el primer segundo, ofreciendo una cara distinta a la expuesta hasta el momento, y que tantas alegrías les ha dado en esta temporada. Un gol tempranero de Mario con un zurdazo magistral desde el flanco izquierdo, volvería a meter a los suyos de lleno en el partido, a su vez que llenaba de confianza a la parroquia barrilera., en lo que se ha convertido en algo ya normal este año; la remontada. Sin embargo, todo pareció un espejismo, cuando Iván de falta anotaba para Los Cuatro Caños el 2-4, jarro de agua fría. Los “locales” espoleados por el público, sacaron garra y  corazón con una asfixiante presión a toda la pista. El éxtasis barrilero iba a llegar, todo esfuerzo tiene su recompensa, con unos excelsos minutos, los blanquinegros iban a voltear el marcador y de que manera. Del 2-4 se pasó al 6-4, locura colectiva ante el espectáculo que se estaba viviendo, increíble. Calili de pillo, Isma aprovechando un balón dividido al borde del área, Calili con la zurda y Rubén sin apenas ángulo: anotaban cuatro goles casi consecutivos, asestando así un golpe que parecía casi definitivo para su rival, noqueado y presionado ante tal situación. La fortuna quiso dar emoción a los últimos minutos, y Los Cuatro Caños se encontraron con su segundo gol en propia puerta para el definitivo 6-5. Ocasiones en ambas áreas por doquier, pero de nuevo un soberbio Dani bajo palos y una trabajada defensa barrilera ante el ataque de cinco “visitante”, hicieron que el marcador ya no se moviese y los tres puntos cayeran del lado de los de Meco-Leoncio en unos minutos finales de pura emoción.

Un partido en el que los aficionados yunqueranos  disfrutaron de lo lindo con el juego tanto de Barrileros como de los Cuatro Caños, en todo momento digno rival. Un espectáculo sin igual, que hará que en la segunda vuelta ningún amante del fútbol sala se lo quiera perder.