lunes, 19 de enero de 2015

El Yunquera cae frente al Hogar en el Jerónimo de la Morena y pierde posiciones en la tabla (2-1)

DEMASIADO CASTIGO PARA LOS DE KOKI QUE NO MATERIALIZARON SUS OCASIONES Y EN LA SEGUNDA MITAD LO PAGARON CON LA DERROTA Y CON TRES EXPULSIONES.

Crónica: Pedro Ibarra, Fotos:Pedro Ibarra y Aluminios Castilla
Partido correspondiente a la décimo séptima jornada de liga, disputada el pasado Domingo,18 de Enero, a las 13:00 h, en el campo municipal Jerónimo de la Morena (Guadalajara) en una mañana muy fría y en la que hizo presencia   el agua nieve. Presenciaron el encuentro unos 50 espectadores, de los cuales diez de ellos eran valientes seguidores del Yunquera que viajaron hasta la capital alcarreña para vivir en directo el encuentro aguantando estoicamente las inclemencias meteorológicas.                          .


Dirigió el encuentro el Colegiado: Oscar Kazemi Jiménez, (Mal) para los dos equipos, mostró 3 amarillas para los locales y 7 amarillas y 3 rojas para los yunqueranos. Las rojas por doble amarillas a Héctor Sopeña, Javier González. y roja directa a Calili en el túnel de vestuarios. No supo cortar en ningún momento las protestas de los jugadores de ambos equipos. En la segunda mitad demasiado casero.

Dura derrota la que han sufrido los de Koki en esta jornada ya que a la perdida de los tres puntos se les sumó la expulsión sufrida por tres de sus jugadores, más la lesión previa de su delantero Germán, que no pudo alinearse por recaer en el calentamiento previo al partido.


 El encuentro se presumía muy emocionante ya  que el vencedor se llevaba los tres puntos y la consolidación en el tercer puesto de la tabla. Y ambos conjuntos en ese aspecto no decepcionaron por que lo dieron todo sobre el terreno de juego.

Los chicos de Koki,  pudieron dar primero ya que a los dos minutos Calili se plantaba solo delante del portero local, Alejandro, y cuando se cantaba gol el yunquerano decide pasársela a su compañero Marvin que le coge muy escorado a la izquierda y no llega. Los yunqueranos dominaban en el arranque del encuentro y  todo pudo cambiar si en el minuto siete el arbitro señala un clamoroso penalti cometido por un defensor hogareño al parar el balón con los dos brazos en alto.

Otra ocasión clara para los azulones llegaba en el minuto 22 cuando Ivan, completamente solo para empujarla, manda por encima del larguero un balón claro de gol. Esta era la tercera ocasión clara de gol que desaprovechaban los delanteros yunqueranos y en el fútbol el que tanto perdona…, sin embargo el gol para los visitantes llegaría en una jugada aparentemente sin peligro en un balón bombeado a Marvín que su defensor Mario Valiente introduce en su propia meta al intentar el despeje, era el 0-1. Por el contrario el único peligro que le llegó al guardameta azulón Dani lo resolvió maravillosamente con una extraordinaria parada atrás una falta directa lanzada por los locales.

La primera parte acababa con la clara sensación de que los yunqueranos se podrían haber retirado al descanso con un claro 0-3.


El comienzo de la segunda parte cambió el guión por completo del partido ya los locales pasaron de dominados a dominadores y los azulones ya no tocaban el balón con la misma alegría que en el primer periodo. Esto hizo que los chicos de Koki perdiesen el centro del campo y no se movieran con la misma frescura viniendo físicamente abajo. Todo ello motivó que el balón se jugase más tiempo en campo yunquerano. El mayor dominio local trajo sus consecuencias ya que en el minuto 56 Parra marca tras un lanzamiento que Dani no logra atajar y tras pegar  el balón en el palo este  se aloja en las mallas, produciéndose el empate a 1-1

Tan solo siete minutos mas tarde, cuando más embotellado estaban los yunqueranos,  otra vez Parra desde fuera del área, lanzaba un centro chut que cogía a Dani adelantado y este no podía hacer nada por evitar el 2-1 que a la postre sería el definitivo. A partir de ahí comenzó el recital del colegiado, en mostrar cartulinas y todas para los visitantes, que fueron entrando a las provocaciones de los hogareños. Esta aptitud enseguida dieron sus frutos con nefastas consecuencias para los de Koki ya que sufrieron las expulsiones de Héctor Sopeña, en el 84, Javi González, en el 93, ambas por doble amarillas de faltas inexistentes. Posteriormente en el túnel de vestuarios, Calili vió la roja directa por comentarle al colegiado lo casero que había sido su arbitraje.


La próxima jornada los de Koki reciben en el Municipal de Yunquera contra un equipo en alza como es el Sporting Cabanillas y tendrán que afrontarla con importantes bajas por lesión a las que se les suman los tres expulsados en el encuentro frente al Hogar Alcarreño.