martes, 20 de enero de 2015

Advierten que la contaminación atmosférica de Madrid llega al Corredor del Henares y Guadalajara

-EP-
Ecologistas en Acción ha alertado de que la contaminación atmosférica que se registra en la comunidad de Madrid por el uso del coche o la presencia del aeropuerto, entre otras causas, afecta también a Guadalajara y más concretamente al Corredor del Henares, y lo ha atribuido fundamentalmente a la dirección de los vientos predominantes.


El portavoz de esta organización en Guadalajara, Alberto Mayor, tras conocerse que Madrid capital ha superado recientemente los máximos anuales de contaminación de dióxido de nitrógeno, ha querido alertar a autoridades políticas de Castilla-La Mancha de su extensión a la zona de los municipios del Corredor del Henares (Azuqueca, Alovera, Cabanillas, Quer, o Guadalajara capital entre otros).

En declaraciones a Europa Press, Mayor ha pedido tanto a la Administración autonómica como a los gobiernos municipales que, con el fin de la salud de sus vecinos no se vea afectada por esta contaminación, insten a los responsables públicos de la vecina comunidad con competencias en la materia a que se adopten las medidas que sean necesarias para evitar posibles perjuicios.

También piden que se inste a la empresa gestora del aeropuerto madrileño, al ser un elemento más de contaminación que está afectando a los municipios del Corredor y "a la salud de los guadalajareños", ha dicho Mayor, que no ha querido dejar pasar por alto la contaminación que genera el elevado tránsito de vehículos a su paso por la A-2 así como la de empresas como la de ISOVER en Azuqueca de Henares.

Por lo que se refiere al deterioro del aire que generan los propios vehículos, el responsable de esta organización en Guadalajara cree que es el momento de que se adopte un esfuerzo a nivel europeo, teniendo en cuenta lo que contaminan los vehículos de gasoil, con normativas que obliguen a reducirla pero también a nivel local, dirigidas a evitar la exposición de la población a niveles contaminantes altos.

Para Mayor se trata de una "necesidad imperiosa que han de adoptar" teniendo en cuenta los problemas de salud que vinculados con las enfermedades de las vías respiratorias y con las alergias se están ocasionando, esencialmente entre colectivos especialmente sensibles.

Según Mayor, entre las consecuencias también que ocasiona esta contaminación figura el incremento de síntomas como cefaleas o migrañas "que tenemos que evitar", ha concluido.