lunes, 10 de noviembre de 2014

El Hospital de Guadalajara incorporará a principios de año una compleja cirugía para tratar a pacientes con escoliosis

-EP-
El Área Integrada de Guadalajara incorporará a principios de año a su cartera de servicios una compleja cirugía para pacientes que padecen escoliosis. Hasta el momento, las personas con esta patología precisaban de un traslado a otro hospital del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), en concreto a Toledo, y en ocasiones a otra comunidad autónoma.


En pocos meses ya no será necesario porque los propios profesionales del servicio de Traumatología del Hospital, con la participación de los servicios de Neurología y Anestesia junto con personal de Enfermería especializado, podrán realizar esta técnica, según ha informado el Sescam en un comunicado.

El jefe de Traumatología del Área Integrada de Guadalajara, Álvaro Minuesa, ha explicado que la escoliosis es una desviación del eje mayor de la columna en forma de S. "Generalmente se clasifica en congénita (causada por anomalías vertebrales presentes al nacer), idiopática (de causa desconocida, sub-clasificada a su vez como infantil, juvenil, adolescente o adulto según la fecha de inicio se produjo) o neuromuscular (habiéndose desarrollado como síntoma secundario de otra enfermedad espina bífida, parálisis cerebral, atrofia muscular espinal o un trauma físico", ha señalado el doctor Minuesa.

El tratamiento médico tradicional de la escoliosis es complejo y está determinado por la gravedad de la curvatura y la madurez esquelética, que en conjunto ayudan a predecir la probabilidad de progresión. "Las opciones convencionales son, en orden: la observación, la fisioterapia, el corsé dorsolumbar y en última instancia la cirugía", ha apuntado el jefe de Traumatología.

Precisamente en Guadalajara se ha practicado este lunes una cirugía de estas características, denominada artrodesis intervertebral dorsolumbar por vía posterior en un tiempo, en la que ha colaborado el doctor Rafael González Díaz, especialista en cirugía de columna y vicepresidente de la Sociedad Española de Columna.

El doctor González Díaz ha explicado que esta enfermedad afecta a entre el 3 y 4 por ciento de la población juvenil de entre 12 y 16 años, pero sólo el uno por ciento precisará corrección quirúrgica. En Guadalajara podemos hablar de más de diez casos al año.

Esta cirugía, "consiste en corregir la deformidad de la columna con una serie de implantes (tornillos pediculares y barras estabilizadoras) colocados de forma estratégica a lo largo de la columna permitiendo mejorar la calidad de vida del enfermo y también el aspecto estético de estos pacientes", ha concluido el especialista