lunes, 4 de agosto de 2014

Imputada una persona por atropellar a su vecina en Marchamalo (Guadalajara)

Guadalajara (Sucesos)-EP-
La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha imputado a una persona, en la localidad de Marchamalo, por homicidio en grado de tentativa, al sufrir un accidente de circulación en el que atropelló a una vecina a la que causó lesiones graves como consecuencia del mismo.



Estos hechos se remontan al pasado 24 de abril, cuando en la denominada Travesía de la Cruz de la localidad de Marchamalo, J.M.I., de 44 años de edad, atropelló con su vehículo a J.M.I., de 70 años de edad y vecina de este, cuando esta se disponía a entrar a su domicilio, empotrándola contra la pared del inmueble, causándole lesiones de carácter grave de las que tuvo que ser atendida varias semanas en la UCI del Hospital General Universitario de Guadalajara.

Ante estos hechos, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de esta Capital, ordenó la investigación de las circunstancias del accidente de circulación, ya que entre el autor y la víctima existían episodios anteriores de disputas vecinales desde hace años, resultando que el mismo día de los hechos, ambos habían compadecido a un juicio en Guadalajara con motivo de una de esas disputas, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de Guadalajara se hizo cargo de la investigación de estos hechos, en colaboración del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara, el Grupo de Reconstrucción de Accidentes de la Agrupación de Tráfico y la Policía Local de Marchamalo; tomando como primera medida la intervención del vehículo que se encontraba en un taller de la localidad para realizar la correspondiente inspección ocular e informe fotográfico del mismo.

En días posteriores, los investigadores, recabaron gran número de manifestaciones de vecinos y posibles testigos de los hechos, así como del presunto autor de los hechos.

MULTITUD DE CONTRADICCIONES

Gracias a un concienzudo análisis de todas las pruebas obtenidas,  declaraciones y sobre todo las del imputado, se pudo comprobar que en sus manifestaciones incurrió en multitud de contradicciones que fueron desmontadas por los investigadores, de tal manera que se pudo llegar a la conclusión de que el atropello no se debió a un accidente casual, sino que el presunto autor estaba esperando a su víctima para cometer el hecho delictivo.

Estos hechos fueron corroborados por el informe pericial realizado por parte del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con sede en Madrid, en que se demuestra que el autor de los hechos tuvo que cambiar voluntariamente la trayectoria de su vehículo para irrumpir en la acera y atropellar a la víctima, descartándose cualquier fallo mecánico en los sistemas de dirección y frenado del vehículo, tras las investigaciones practicadas por los agentes.

Por los hechos expuestos, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Guadalajara, instruyó diligencias por la imputación de J.M.I., de 44 años de edad y vecino de Marchamalo, que fueron entregadas en la Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de los de Guadalajara.