domingo, 20 de julio de 2014

Mejoran los fuegos de Guadalajara aunque siguen en nivel de alerta 2

Diariocrítico / EFE 
Los dos incendios forestales que afectan a la Sierra Norte de Guadalajara abarcan un perímetro de 3.100 hectáreas y siguen en nivel 2 de riesgo, aunque las perspectivas son mejores que en días anteriores porque han mejorado las previsiones meteorológicas.


El delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Guadalajara, José Luis Condado, ha señalado que los dos incendios aún no se han dado por controlados, por lo que continúan en nivel 2 de riesgo, pero ha apuntado que las previsiones meteorológicas son mejores que las de ayer.

Se prevé una bajada mayor de temperaturas y un descenso en la intensidad del viento "que facilitará los trabajos de extinción", ha comentado Condado en el puesto de mando avanzado de Veguillas.

Condado ha informado que el incendio que se inició el jueves en Aleas, una pedanía de Cogolludo, se ha extendido por un perímetro de 2.100 hectáreas de terreno, mientras que el perímetro del que comenzó el viernes en Butares asciende a 1.000 hectáreas.

No ha querido aventurar si los dos incendios podrán ser controlados a lo largo del día de hoy, pero ha subrayado que las labores de extinción que se llevaron a cabo en la tarde de ayer "fueron de una eficacia absoluta".

Los trabajos del dispositivo que opera en la zona se vieron favorecidos ayer por un cambio en las condiciones meteorológicas, con descenso de temperaturas y aumento de la humedad relativa, ha precisado el delegado de la Junta en Guadalajara.

Asimismo, ha indicado que esta mañana en el incendio de Aleas-Cogolludo "no se producen focos de incendio" y las patrullas terrestres están repartidas por el perímetro, trabajando en labores de enfriamiento y extinción.

Una situación similar se está dando en el incendio de Bustares, en el que hay numerosas patrullas trabajando a pie, para evitar que rebroten las llamas y superen el perímetro establecido.

En las labores de extinción están participando esta mañana 43 medios terrestres con 393 personas, entre ellos efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Hay también cuatro helicópteros, dos en cada uno de los incendios, realizando labores de vigilancia y sobrevolando las zonas quemadas.