miércoles, 30 de julio de 2014

Los autobuses Urbanos de Guadalajara pierden 920.000 viajeros en el primer semestre del año respecto al anterior servicio

Guadalajara (Transportes) 
Es un 32,7% menos de usuarios que en el primer semestre de 2012
Tras cuatro meses sin que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara facilitara los datos de usuarios de los autobuses urbanos, ya se conocen las cifras del primer semestre de 2014, que confirman el desplome de viajeros desde que entraron en vigor las actuales líneas. Entre enero y junio de 2014 se han registrado 1,9 millones de usuarios, lo que supone un descenso de 920.000 viajeros menos que en el primer semestre de 2012, cuando Guadalajara tenía el servicio anterior al nuevo modelo impuesto por Román. La caída de usuarios es, por tanto, de un 32,7% y, de mantenerse esta tendencia, en un año completo se habrán perdido cerca de 2 millones de viajeros respecto al servicio anterior.


Las cifras son también peores que en el primer semestre de 2013, en el que la mitad del periodo funcionó con el modelo actual y la otra mitad con el anterior, con un descenso del 11,4% y 246.000 usuarios menos este año. Es decir, “la dinámica que lleva este año el servicio de autobuses urbanos va a peor y lejos de recuperarse respecto al año anterior, los datos siguen empeorando”, ha resaltado el viceportavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez.

La media diaria de viajeros en el primer semestre de 2014 ha sido de 10.500 usuarios en el conjunto de todas las líneas de autobuses, mientras que en el primer semestre de 2012 la media era de unos 16.000 viajeros al día, por lo que “el objetivo que dijeron marcarse Román y la empresa adjudicataria de alcanzar 18.000 usuarios cada día está muy lejos de ser real”, ha indicado Jiménez. Como ejemplos de la pérdida de viajeros de los autobuses con las actuales líneas, Daniel Jiménez ha citado la línea 6 (estación de Renfe-estación de Autobuses-Las Cañas), que ha tenido en este semestre 10 viajeros por cada recorrido completo, y la línea 8 (centro de Guadalajara-El Clavín), con una media de 7 viajeros en cada recorrido completo de subida y bajada. En ambas líneas, los vehículos son de 90 plazas.

Se consolida el coste de más de un millón de euros adicionales cada año.
El viceportavoz socialista ha señalado que “este desastre de datos no sale gratis a la ciudadanía, sino que nos cuesta mucho dinero a todos los vecinos de Guadalajara”, ya que si Román presentó sus nuevas líneas con el objetivo de ahorrar 300.000 euros al año, la realidad es que en el primer año de funcionamiento del actual contrato “va a costar entre 1,3 y 1,5 millones de euros más de lo previsto, situándose los pagos del Ayuntamiento a la empresa adjudicataria por encima de los 5 millones de euros”.

Un coste adicional que va a continuar y consolidarse, ha pronosticado Jiménez, porque “con casi un millón de viajeros perdidos en seis meses respecto al anterior modelo, que serán cerca de 2 millones de usuarios menos en cada año completo, la pérdida de recaudación por billetaje de la empresa va a tener que ser compensada con alrededor de un millón de euros anuales que pagará el Ayuntamiento del dinero de todos los vecinos”.

“Es un dinero que está en el presupuesto municipal y que podría dedicarse a planes de empleo, a servicios sociales, a mejorar barrios de la ciudad o a atender las necesidades de la ciudadanía, pero va a destinarse a pagar el agujero económico provocado por Román con los autobuses”, ha insistido Daniel Jiménez.

Nueva petición a Román de cambio en las líneas.
Ante estos desastrosos datos, el viceportavoz del Grupo Socialista ha vuelto a pedir a Román que haga de una vez los cambios en el servicio de autobuses que lleva prometiendo más de un año y que “modifique las líneas, los recorridos, las frecuencias y cumpla con su palabra de hacer un transporte eficaz y eficiente para la ciudad”, porque “la empresa está haciendo lo que dice Román y la ciudadanía está pidiendo que el alcalde cambie el servicio”.