miércoles, 18 de junio de 2014

España pierde ante Chile y dice adiós al Mundial de Brasil

El escenario y el rival eran los adecuados. Las circunstancias las idóneas. Para la épica. Y para el desastre. Al final, se consumó la tragedia. Nadie imaginó que España quedaría eliminada en la fase de grupos. Que La Roja que pasaría a octavos sería Chile y no la actual campeona del mundo. Que hincaríamos la rodilla con tan poco decoro.


Chile ganó porque hizo más cosas y porque las hizo mejor. Porque presionó, porque tuvo el balón con sentido y porque marcó más goles. Porque se anticipó en los balones divididos, porque luchó y porque tuvo más ganas de ganar. España lo único que dominó fue el balón. Y sólo a ratos. Amenazó poco y mal la meta de Bravo y defendió tan mal como ante Holanda. Por ello, la selección se vuelve a casa con un ridículo difícil de olvidar.

Lo que no se olvidará de esta pléyade de leyendas que nos han llevado a lo más alto, perdón, que nos llevaron a lo más alto, es su (anterior) refinado y bello estilo y sus colosales resultados. Dos Eurocopas y un Mundial que llevaron a España a lo más alto del panorama Mundial. Pero aquello acabó ante Chile. En Maracaná. Las peculiares y prestigiosas condiciones serán recordadas por el fracaso de la selección que ganó todo durante seis años.

A los dos minutos, la portería de Casillas ya se había visto amenazada. Y el que avisa no es traidor. Chile no necesitó demasiado el balón para ser mejor. Tenía una efectiva y selectiva presión en banda, el oficio de Vargas y Vidal y la magia de Alexis. Curioso el caso del jugador del Barcelona, con tan incierto rendimiento en la entidad blaugrana y con una fuerza y un vigor que asustan con la selección de Sampaoli. El número de la camiseta y la confianza en sus capacidades se sitúan como principales culpables.

Vargas hace el primero de Chile
El primer gol llegaba en una transición del combinado chileno. Un robo en el mediocampo desencadenaba una serie de pases equivocados y rebotes favorecedores. El destino había escrito que debía ser gol y lo fue. Vargas, tras recibir un pase de Aránguiz recortaba a Casillas y definía antes de que Sergio Ramos pudiera interponerse en el disparo. Los dos capitanes del Real Madrid, de rodillas, observaban como se alojaba la pelota lenta y dolorosamente en la portería de Iker. Por sexta vez en dos partidos. La imagen de la derrota.

España seguía sin jugar su fútbol. Con las líneas separadas, incapaz de superar con fluidez y asiduidad la presión de Chile. Incapaz de encontrar profundidad por las bandas con un inoperante Pedro. Incapaz de rematar a portería con el cuestionable rendimiento de Diego Costa. Además, el balance defensivo y el sistema seguía sembrando dudas. Nada había mejorado respecto al partido ante Holanda. Todo continuaba mal. Muy mal. Aránguiz sentencia el partido

Y antes del descanso, se acabó el festival. El del fútbol. El del Mundial. Un saque de falta de Alexis Sánchez, era detenido en primera instancia por Iker Casillas. El balón rechazado caía a los pies de Aránguiz. El centrocampista del Internacional de Portoalegre controlaba, pisaba la pelota y disparaba de puntera. Entremedias, el equipo español miraba con la misma perplejidad que sus aficionados como el punterazo se alojaba en la portería de Casillas. Adiós al sueño. Adiós a la prima millonaria.

En el segundo tiempo, el encuentro derivó en un dominio más avasallador de España pero tan errático como su juego plano del primer tiempo. Fallos a puerta vacía, jugadas clamorosas sin remate… Chile a lo suyo, conservar el resultado con un trabajado repliegue y jugando las posesiones con sentido. El partido no daba más de sí. La debacle estaba culminando.

El partido ante Australia será la triste despedida del ciclo más glorioso de nuestra historia. El partido ante Chile, en Maracaná fue el sello definitivo. La Roja se vuelve a casa tras dos horrorosos partidos y uno intrascendente. Decepcionante el periplo por Brasil. Época de reflexión y de disfrutar el Mundial por la tele. Pero no olvidemos, que el Mundo nos vió a nosotros estar en lo más alto no hace tanto.

http://planetadeporte.es/