viernes, 4 de abril de 2014

El Dépor vence en la ida de la Final de la Copa Federación

El Deportivo Guadalajara venció en la ida de la primera Final que disputaba en su historia, tratándose de un trofeo oficial a nivel nacional; la Copa Federación. Ese título por el que el Deportivo apostó y que le ha llevado a llegar a la eliminatoria final en la que se decidirá el ganador. Una Copa que ha llenado de ilusión a unas gradas que en su Final estaban casi repletas, en un partido en el que además el Dépor celebraba el día grande de su cantera. El día de las Escuelas en el que desfilaron más de 500 jóvenes con sus respectivo monitores, entrenadores, delegados, fisios, preparadores… Una gran familia en un partido histórico.


El encuentro comenzó con mucho respeto por parte de ambos. No había un claro dominador, aunque ambos luchaban por hacerse con la pelota en el centro del campo.

El Dépor, muy intenso, salió al terreno de juego con dos canteranos, Ballesteros y Pérez que demuestran cada día que juegan que están al gran nivel de sus compañeros.

El Deportivo avisaría primero cuando en un córner botado por Javi López, Espín remataba fuera.

Acercamientos, acciones por banda y caídas provenientes de segundas jugadas, que iban encerrando al buen equipo que es el Ourense.

No obstante, los gallegos serían los primeros en golpear, ya que en el minuto 31, tras un córner, se adelantarían en el marcador por medio de Capi haciendo el 0-1.

Como otras veces ha sucedido, el Dépor sabía el sobreesfuerzo que tendría que realizar, pero era consciente de que con el tesón siempre demostrado en esta campaña, la remontada era posible.

En el minuto 37, el joven Pérez remataba un balón de saque de esquina que pareció marcharse alto. No obstante, la pelota se fue envenenando y parecía colarse. Aunque finalmente el meta despejaría a córner.

Tan sólo dos minutos después, Tello sería protagonista de una acción en la que disparó desde el borde del área algo centrado tras una buena dejada del propio Pérez.

Minutos de mucha insistencia. Y cuando parecía estar terminado el primer período, llegaría el tanto de la igualada.

Javi López se disponía a lanzar una falta desde el lateral izquierdo del área, y engañando a defensores y portero, la cerró mandando el balón a puerta y consiguiendo el tanto tras rebotar en un zaguero visitante. Empate a uno y la fiesta seguía en la grada.

En el descanso, llegó el desfile de las Escuelas del Dépor, que fueron acompañadas en su tramo final por el Presidente de la Real Federación Española de Fútbol Don Angel María Villar. Una persona, que al igual que la Federación a la que preside, ha apoyado de principio a fin a un Deportivo Guadalajara muy agradecido de poder recibirle en la ciudad alcarreña.

El Fútbol continuaría. Y llegaría la segunda mitad tras las bonitas instantáneas con cientos de niños felices de pertenecer al Dépor, que reflejaban un trabajo absolutamente magnífico de un Departamento de Fútbol Base que desde la humildad y la cercanía, realiza una labor de un valor incuantificable.

En la segunda mitad entrarían en el campo Quique y Prosi en sustitución de Ballesteros y Tello.

Quique sería el primero en avisar en un lanzamiento desde el perfil derecho del campo contrario, que se marcharía fuera al lateral de la red.

Javi López, que continuaba en banda izquierda, lanzaría un tiro a continuación que llegaría a manos del portero. Pero pocos minutos después, el extremo malagueño, en un fantástico dríbling, se zafaría de un rival con un genial caño, para armar su diestra y mandar una pelota potentísima que el portero despejaría a córner. El partido cogía aún más temperatura.

La segunda parte sólo tenía el color de Guadalajara. El morado. Acometidas y más acometidas y se acercaba poco a poco el final, pero el desenlace fue el deseado por los casi 4000 espectadores que había en las gradas.

Un balón precedido de un saque de banda, que llegaría a pies de Quique González, el cual dejaría perfectamente a Javier Pérez en el borde del área. El joven alcarreño, sin controlar, empaló la pelota cruzándola a la cepa del segundo palo, logrando un auténtico golazo que coloca en ventaja al Deportivo de cara al partido de vuelta.Cuando quedaban pocos minutos para que Pardos Matamoros decretara el final, volvería la magia de la Copa.

Finalmente, y tras un trabajo encomiable de los de Salvachúa, el Dépor venció, y antes de afrontar la otra mitad de la final en Ourense, tendrá un importantísimo choque ante el Albacete Balompié de nuevo en el Pedro Escartín. Un partido en el que de nuevo se espera un gran ambiente, y en el que seguro el Dépor pondrá todo de su parte para lograr un buen resultado. El domingo a las 12:15,el Escartín volverá a ser un escenario repleto de ilusiones.