domingo, 9 de marzo de 2014

El Deportivo Guadalajara sigue en Play-Off tras otra semana de doble partido

Lo del Deportivo Guadalajara es difícil de explicar. A pesar de no tener jugadores a falta de una semana para la competición por un injusto descenso que desmanteló la plantilla, de remar contra corriente en un inicio sin pretemporada, de estar encuadrado en un grupo en el que cientos de kilómetros separan cada desplazamiento, de asumir con ilusión y responsabilidad el tener que jugar dos partidos en semana sin renunciar a ninguna competición teniendo incluso que afrontar dos encuentros en menos de 48 horas, acarreando cansancio y lesiones…


A pesar de todo eso, el C.D. Guadalajara, a falta de nueve jornadas para finalizar la competición, se sitúa cuarto en puestos de Play-Off de ascenso a Segunda División A, siendo además finalista de la Copa Real Federación Española de Fútbol.

Una plantilla y un cuerpo técnico de un compromiso extraordinario que están respondiendo de manera encomiable al trabajo sin descanso que el club, su presidente, y todos sus trabajadores realizan para que el proyecto siga siendo una realidad, sacando fuerzas de donde parecía imposible que éstas existieran, y luchando cuando lo más fácil hubiera sido tirar la toalla.

Hoy fue una prueba más de ese derroche físico y de esa nobleza que caracteriza a un Dépor, que atesora en su plantilla unos jugadores que está defendiendo esta camiseta como si llevaran toda su vida vistiéndola. Un auténtico orgullo para una afición luchadora y conocedora de las difíciles circunstancias sucedidas. Circunstancias que están siendo dadas la vuelta poco a poco, con unión, fe, ilusión, y de nuevo, mucha unión.

El partido fue duro. Muy duro. El Lucena se situaba por debajo del Deportivo a cuatro puntos de un conjunto alcarreño que venía de jugar 120 minutos en Copa.

Los de Rafael Carrillo sabían que no podían dejar escapar la oportunidad de como mínimo, mantener esa distancia con el equipo que hoy marca el cuarto puesto que da derecho a jugar la fase de ascenso; el C.D. Guadalajara.

El Lucena comenzó con mucha intensidad y un ímpetu que hicieron que en los primeros quince minutos disfrutaran de la pelota. El C.D. Guadalajara, muy serio en defensa, desbarataba cualquier intento o llegada del conjunto cordobés. El Lucena lo intentó en una jugada de banda derecha en la que Álvaro Campos estaría acertado, y otra en la que Pepe Díaz hizo por sorprender desde lejos.

Salvachúa decidiría poblar más el medio del campo, y poco a poco, el Dépor iba haciéndose con la manija del partido. Zazo en el minuto 21 tendría una buena ocasión en un remate de cabeza que se iría desviado tras un buen centro a balón parado de Rubén Arroyo.

Toledo también avisaría al equipo rival en una magnífica maniobra de espaldas que terminaría en un disparo desde fuera del área.

Tras varios acercamientos de los morados, llegaría el tanto que adelantaría al Deportivo. Una buena jugada de Prosi, que se zafaría de varios rivales, para combinar con Philippe Toledo. El delantero hispano-francés cedería a Joan Grasa, muy bien situado, para que éste disparara a gol. Un auténtico golazo de un Dépor que vería cómo el cansancio y el dolor muscular se vería reflejado en los minutos posteriores.

El propio Toledo sería sustituido por Quique al lesionarse en la espalda en una carrera en velocidad. Daños colaterales de la cantidad de minutos en poco tiempo que los futbolistas inevitablemente van acumulando.

En el minuto 42, Joan Grasa atacaría en una buena conducción en velocidad desde su campo, asociándose con Quique, el cual le devolvería para que Joan de nuevo intentara hacer gol en un disparo que se marcharía fuera.

El descanso llegaba y eran cuarenta y cinco minutos los que restaban de un partido en el que el Dépor había tomado la iniciativa.

En la segunda parte, se producirían varios acercamientos de ambos equipos. El Lucena tendría sus posibilidades en el minuto 55 y 60. Primeramente, cuando uno de sus futbolistas realizara una jugada personal en la que enviaría el balón fuera, y en segundo lugar, en un remate de Pepe Díaz que desde fuera del área mandaría la pelota a la izquierda de Álvaro Campos.

El Dépor sería el siguiente en probar, cuando Quique disparara alto tras una buena jugada.

Zazo, en el minuto 63, estaría a punto de rematar un centro de Arroyo que desembocaría en un rechace en el que Joan Grasa tiró con la pierna izquierda, aunque algo desviado.

El propio Grasa también se encontraría con un buen balón que rondaba el área pequeña, pero que no pudo transformarse en gol ya que el remate se produciría en una situación y una postura algo incómoda para su buena ejecución. El portero y la defensa visitante desbaratarían dicha ocasión.

Quique volvería a ser protagonista, provocando las exclamaciones en la grada, ya que parecía que el gol iba a llegar. El jugador deportivista recibiría en el segundo palo. Remataría con su pierna derecha sin lograr el completo contacto de su empeine mandando el balón a las manos de José Ramón.

Pérez entraba en el campo por Prosi, el cual se vació por su equipo al igual que sus compañeros, después de arrastrar molestias en la semana en la que se consiguió el pase a la Final de la Copa Federación, y en la cual también tuvo que ser sustituido.

Varias fueron las lesiones. Además de la ya mencionada de Philippe Toledo, destacaron las de Álvaro Zazo en la parte trasera de su muslo, así como la de Rubén Arroyo, que podría tener tocado el aductor. Pero los cambios ya estaban hechos, y los jugadores del Dépor aguantaban como podían los minutos que quedaban. El Lucena insistía a balón parado, y en una falta situada a tres cuartos de campo en el perfil derecho, remataba para hacer el empate a tan sólo dos minutos del final.

Unos minutos finales muy duros los de un Deportivo Guadalajara que logró sumar un punto contra un rival directo, defendiendo su plaza de cuarto clasificado, después de un mes de febrero y un comienzo de marzo tremendamente duros.

La próxima semana será la primera después de algo más de un mes, en la que el C.D. Guadalajara jugará un sólo partido. Descansando el lunes y el martes, intentarán recuperar lo antes posible a sus futbolistas, para viajar a Sevilla en las mejores condiciones posibles y lograr un buen resultado que le mantenga en los puestos de honor de la clasificación.