lunes, 24 de marzo de 2014

El Dépor rozó la victoria ante el líder en la fiesta del fútbol del Pedro Escartín

Encuentro correspondiente a la trigésimo primera jornada del campeonato nacional de liga en el grupo IV de Segunda División B, disputado en el Pedro Escartín ante más de 5500 espectadores.El Deportivo Guadalajara consiguió un importante punto ante el destacado líder de la categoría, y cerca estuvo de vencer de haber conseguido el gol en alguna de las cuantiosas ocasiones que tuvo, fruto de un gran despliegue y una formidable actitud de un Dépor que no sabe rendirse.


Los goles los hicieron Josán por La Hoya Lorca y Quique por parte del C.D. Guadalajara firmando el empate en un Pedro Escartín que se vestía de gala con una afición que llenó el estadio, empujando y ayudando al equipo de su ciudad y defendiendo sus colores desde la grada de una forma tan emocionante como inolvidable.

Un partido intenso de poder a poder entre los mejores equipos de la segunda vuelta, que comenzaron el encuentro con mucha disputa.
La Hoya empezaba atesorando el balón con rápidas combinaciones. Un equipo que se conoce más que de sobra y en el cual permanecen ocho jugadores de la temporada anterior independientemente de la categoría.

Aún así, el primero en acercarse fue el Deportivo en una jugada de banda izquierda que remató Quique a las manos de Alberto.

La Hoya golpearía después cuando en el minuto 11 lanzara un tiro desde fuera del área obra de Pallarés que atraparía el meta Álvaro Campos.

Cinco minutos después, sería el C.D. Guadalajara quien estaría a punto de hacer gol. Prosi botaría un buen córner al segundo palo, donde Jacob Akrong aparecería rematando en el aire al lateral de la red cuando en la grada se cantaba gol.

Aunque La Hoya tocaba y tocaba con gran criterio, el Deportivo creaba peligro. Tanto es así que Javi López, en un buen lanzamiento desde fuera del área, activó las alarmas del equipo lorquí; pero el disparo se marcharía a la derecha del meta visitante.

El partido se estaba desarrollando de forma frenética. Ambos equipos mostraban un gran ímpetu intentando realizar su juego, pero de repente llegaría una genialidad de los visitantes cuando Josán se inventó un tiro en el perfil derecho que se marcharía a la escuadra contraria donde para cualquier portero hubiera sido imposible llegar. 0-1 para los visitantes.

A partir de ahí el partido fue otro. El Deportivo continuaba a lo suyo. Poco a poco apoderándose del esférico, de las ocasiones y del peso del partido. Mientras tanto, La Hoya dio valor al gol conseguido y temporizó con esa renta.

Rida, muy activo, realizó un buen disparo con la pierna izquierda tras dos amagos que desbaratarían a su par. El balón se marcharía fuera.

Prosi también le puso difíciles las cosas al equipo contrario, y es que, el 10 del Deportivo se sacó un trallazo desde más de 25 metros que Alberto tuvo que despejar a córner.

El Dépor continuó acechando el área rival, pero el gol se hacía esperar. Continuaba La Hoya venciendo por la mínima.

En la segunda parte el Deportivo fue descaradamente a por la portería de los visitantes, a base de buen juego, seguridad en sus acciones y mucha verticalidad.

Quique a punto estuvo de llegar en un pase en profundidad de Rida desde el medio del campo.

El Escartín rugía en cada acción. El estadio vibraba con su equipo, deseando de cantar un gol con él. Los jugadores morados entregaban su alma en el campo defendiendo el escudo del Deportivo Guadalajara y demostrando gratitud a los miles de aficionados que abarrotaban los asientos del templo morado.

Quique tuvo de nuevo una buena ocasión, cuando en un centro de Prosi remató con la cabeza alto. El gol estaba muy cerca, y la constancia debía dar su fruto. Pero parecía que se hacía esperar.

Pérez, también pudo hacer el suyo en otra conexión con la cabeza que de nuevo se iría arriba. Según pasaban los minutos la temperatura en el Escartín era mayor, y las gargantas se oían más y más a la espera del tanto de la igualada.

Continuaban las oportunidades. Quique, que tuvo que ser atendido tras un golpe en la cabeza, volvería al campo con un vendaje aparatoso; y con pocos minutos en el campo tras dicho lance, se sacaría una chilena espectacular que dejó boquiabiertos a todos, pero que desgraciadamente llegaría a las manos de Alberto. El partido no podía quedar así.


El gol tenía que caer, y cayó.  Prosi, se dispuso a sacar la enésima falta, en este caso, desde el perfil izquierdo del campo, en posición atacante, a tres cuartos del mismo. El medio centro deportivista puso un balón al segundo, para que Espín la tocara con la cabeza, mandándola al otro palo, para que un listísimo Quique González rematara a gol enloqueciendo al Escartín y a todas las personas de Guadalajara que estaban siguiendo el partido por televisión o radio. Emociones y sentimientos a flor de piel y un maravilloso estallido de felicidad que provocó que toda una ciudad sonriera.

Los jugadores continuaron, a falta de pocos minutos para el final, para intentar llevarse el gato al agua y darle la vuelta al marcador ante un equipo que llegaba tras seis partidos sin encajar un gol, y con la cifra de 12 goles encajados en 30 partidos de liga.

Finalmente, un empate que sirve para sumar un gran punto ante un excelente equipo, al cual, el Deportivo asedió en cuanto a ocasiones de gol se refiere, con la actitud de un equipo tan noble como fiero, y brindándo la oportunidad a la ciudad de Guadalajara de seguir aupándole a lo más alto después de tanta injusticia sufrida.

Queda lo más difícil, pero también lo mejor. El próximo enfrentamiento liguero será ante el Cartagena C.F. Pero en cuanto a lo que se disputará en el Escartín, llegan partidos de máxima envergadura. Primeramente, la final de la Copa Federación ante el Ourense, que se jugará el jueves 3 de abril en el Pedro Escartín a las 20:00 horas. Y en esa misma semana, visitará el Pedro Escartín el Albacete Balompié, en un derbi regional por todo lo alto que no dejará indiferente a nadie.