lunes, 17 de febrero de 2014

El PSOE de Guadalajara inicia una recogida de firmas para exigir la reanudación de las obras del nuevo hospital

El PSOE de Guadalajara ha iniciado una campaña de recogida de firmas entre la ciudadanía de toda la provincia para exigir a Cospedal que se reanude y se termine la obra del nuevo hospital y que se resuelvan los problemas de aparcamiento en el centro hospitalario. La recogida de firmas se llevará a cabo en toda la provincia, a través de las agrupaciones locales del PSOE y de los ayuntamientos “con el fin de que se exprese el malestar generalizado de la ciudadanía por la pérdida de servicios y de calidad que se está produciendo en la sanidad pública”, ha informado el vicesecretario general del PSOE de Guadalajara, Eusebio Robles.


Robles ha explicado que “esta recogida de firmas con dos reivindicaciones muy concretas se realiza de forma coordinada y en paralelo a otra campaña que tiene en marcha la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Guadalajara”, en la que se informa a la ciudadanía de los problemas del hospital de Guadalajara y se piden firmas para exigir que se rubrique de una vez por todas el convenio de asistencia sanitaria con la Comunidad de Madrid.

Peticiones a Cospedal y a Román.
La secretaria general de la Agrupación Local del PSOE y portavoz socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Magdalena Valerio, ha subrayado que “el caos de aparcamiento que sufren todas las personas que van al hospital a trabajar, a consultas o a visitar familiares es insoportable e impresentable”.

Por ello, las reivindicaciones que se pretende apoyar con la firma de los ciudadanos tienen dos destinatarios: Cospedal y Román. “Cospedal debe tomar cartas en el asunto y resolver este problema de aparcamiento, que ha provocado ella parando la obra del nuevo hospital, que era lo que iba a solucionar de manera definitiva las dificultades para aparcar vehículos en el centro sanitario”, ha señalado Valerio, mientras que “a Román le pedimos que se coordine con el ministerio de Fomento y con la Junta de Comunidades para poner orden en el lío que hay montado, que obliga a muchas personas a aparcar al otro lado de la N-320 y tener que cruzar la carretera, con riesgo para su salud y sus vidas, porque no vale con limitarse a enviar la grúa al hospital a poner multas, y que convoque de una vez por todas el Consejo Municipal de Seguridad Vial”.

La secretaria local del PSOE ha añadido que “tanto al delegado de la Junta como al concejal de Tráfico de Guadalajara les pedimos que dejen de contar tonterías y tratar de tomar el pelo a la ciudadanía, diciendo que todo está perfecto, que lo están arreglando y que han invertido ciento y pico mil euros, porque deberían decir en qué han invertido ese dinero viendo lo poco que ha lucido y cómo está el aparcamiento del hospital”.

“Muchos anuncios de la Junta, pero ninguna solución”.
Por su parte, el portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Guadalajara, Alejandro Bejarano, ha explicado que, tras reunirse con PSOE, UPyD, IU y los sindicatos que tienen representación en sanidad, la Plataforma ha acordado lanzar una campaña de información a la ciudadanía y de recogida de firmas para exigir que se firme ya el convenio de asistencia sanitaria con la Comunidad de Madrid y también que se arregle la situación de los aparcamientos del hospital de Guadalajara.

Bejarano ha recalcado que “el convenio sanitario con Madrid existía y se lo han cargado, y a día de hoy solo tenemos anuncios del Gobierno regional, pero soluciones ni una, pero tienen que firmar el convenio ya”, por lo que ha avanzado que “en breve la Plataforma presentará los criterios con los que queremos que se firme ese convenio con Madrid, ya que, por ejemplo, el que se ha firmado con Aragón para la comarca de Molina de Aragón no es el que tenían antes, es mucho peor”.

El portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Guadalajara ha puesto especial énfasis al denunciar que “lo que está pasando con la sanidad en Castilla-La Mancha es un intento de deteriorar el servicio público para justificar su privatización”, que “la sanidad en Castilla-La Mancha estaba bien, aunque existieran cosas que podían optimizarse, pero se la quieren cargar para dársela a sus amiguetes” y que “es una pena que se estén cargando una de las mejores sanidades públicas del mundo, en la que Castilla-La Mancha había conseguido ser una de las comunidades con mejor sanidad y ahora nos están poniendo entre las últimas”.

Por ello, Bejarano ha afirmado que “la situación inaguantable a la que están llevando a la sanidad pública en Castilla-La Mancha requiere una movilización constante de la ciudadanía y que los culpables se vayan ya, que no esperen a las elecciones, se tienen que ir porque no están resolviendo los problemas y están creándolos donde no los había”.