miércoles, 13 de noviembre de 2013

LA PLATAFORMA SIERRA NORTE CON EL ALCALDE DE HIENDELAENCINA Y CON SUS VECINOS

LAS ADMINISTRACIONES COMPETENTES, JUNTA Y DIPUTACIÓN, HAN VUELTO LA ESPALDA A HIENDELAENCINA Y A SUS VECINOS. 


Ya hace más de un mes desde que se contaminó la red de agua potable de Hiendelaencina, como consecuencia de un fatal error, al llenar con gasóleo el depósito de agua de una casa rural. Esto ha generado una situación muy grave, que supera la capacidad y las competencias de cualquier ayuntamiento. Cualquier alcalde esperaría tener a su lado en momentos así a los responsables políticos y técnicos de las distintas administraciones y especialmente de la Junta de Comunidades y de la Diputación. 


De la Junta porque la contaminación del agua es un problema sanitario de primer orden en el que debía haber tomado las riendas desde un principio, y de la Diputación porque debería ser (o al menos así nos lo cuentan) la administración que ayuda a los pueblos cuando lo necesitan o cuando los ayuntamientos no tienen capacidad. 

Sin embargo, en Hiendelaencina desde el primer momento, tanto una como otra administración, han tratado de cargar la responsabilidad en el ayuntamiento, queriendo hacer de esta crisis un problema únicamente municipal. Su respuesta ha sido deplorable, primero quitando importancia a la situación (las autoridades sanitarias llegaron a decir a los pocos días que el agua se podía beber sin problemas) y en todo momento señalando al ayuntamiento como único responsable de decidir y ejecutar la solución a esta crisis. 

Pero lo peor de todo no ha sido la falta de ayudas, sino la campaña de ataque personal que está sufriendo el alcalde desde el primer momento, señalándole públicamente como el único responsable de dar solución a este asunto, precisamente por quienes han demostrado el mayor grado de incompetencia que se recuerda. Y el colmo ya es que lo traten de culpabilizar, como están haciendo en estos días diputados del PP y los medios públicos y afines, como la televisión de Castilla-La Mancha, cuya manipulación informativa viene siendo norma habitual. 

Desde la Plataforma Sierra Norte denunciamos la actuación de la Junta y de la Diputación de Guadalajara, que están dejando solo a Hiendelaencina, un pueblo de esta Plataforma, que tiene un grave problema sanitario, aunque tampoco es muy extraño viendo lo que están haciendo desde hace dos años en esta Sierra y en el resto de la provincia. Están actuando de forma irresponsable, sin aportar soluciones para la limpieza de la red durante un mes, y abandonando al ayuntamiento cuando al final deciden que la solución pasa por 
cambiar las tuberías. 

Denunciamos también la campaña de linchamiento que han emprendido con este alcalde. No le perdonan que sea un alcalde combativo y que defienda con fuerza los servicios públicos que necesitan sus vecinos. No se le olvida al Consejero de Sanidad que tuvo que dar marcha atrás en el cierre de urgencias precisamente por la lucha de pueblos como Hiendelaencina y de alcaldes como Mariano. Por eso le atacan, le descalifican, le insultan, le tratan de desprestigiar, y en los últimos días de culpar de lo ocurrido. Es intolerable. 

Afortunadamente, los vecinos de su pueblo, de la Sierra, y de Guadalajara saben perfectamente quien es quien. Y no se van a dejar engañar. Desde la Plataforma Sierra Norte exigimos el cese inmediato de esta campaña de acoso al alcalde de Hiendelaencina y que las administraciones competentes cumplan con su 
obligación y colaboren en la resolución de este problema. De lo contrario exigiremos el cese de quienes demuestren que no merecen el cargo que ocupan. 

Manifestamos también nuestro total apoyo al alcalde de Hiendelaencina, en lo personal y como alcalde, y nos solidarizamos con él ante los continuos, injustos y despiadados ataques que está sufriendo y ante la gravedad y dimensión del problema que afronta. 

Estaremos también con él exigiendo, si no llega, la cooperación de la Diputación y de la Junta. Y manifestamos nuestro apoyo total y absoluto a los vecinos de Hiendelaencina que es a quienes Junta y Diputación dejan de verdad solos en esto y en otras muchas cosas, y que merecen unos servicios y una atención como ciudadanos de primera, al igual que se lo merece el resto de la Sierra Norte. 

Alzamos también nuestra voz en apoyo y defensa de los numerosos alcaldes y concejales de los pequeños pueblos, como es el caso del alcalde de Hiendelaencina, que de manera altruista (no cobran ni un euro) dedican su esfuerzo y su tiempo en ayudar y colaborar con sus vecinos en la resolución de todo tipo de problemas, y solo reciben golpes y afrentas de las Administraciones (Junta y Diputación) que deberían respaldarles y ayudarles, como es el caso que nos ocupa.