viernes, 9 de agosto de 2013

Pérez León: “Cospedal ha ordenado los despidos del SESCAM para despiezar la sanidad pública”

El PSOE advierte que la supresión de 23 puestos de trabajo en el hospital de Guadalajara y 176 en Castilla-La Mancha es solo el inicio del proceso

El Gobierno de Cospedal ha anunciado esta semana la destrucción de otros 23 puestos de trabajo en el hospital de Guadalajara y 176 en toda Castilla-La Mancha en categorías no sanitarias. Una medida que la responsable de la Sectorial de Sanidad del PSOE de Guadalajara, María Antonia Pérez León, interpreta como el inicio del “despiece de la sanidad pública regional para entregarla por partes a empresas privadas, una vez que no ha podido realizar la privatización global de los hospitales”.
Pérez León ha advertido, además, que “Cospedal empieza por eliminar puestos de trabajo no clínicos, como celadores, administrativos, profesores de aulas de pediatría, electricistas o ingenieros de mantenimiento de los hospitales, pero esto es solo el principio, ya que luego puede seguir el ejemplo de la Comunidad de Madrid, donde se privatizaron los análisis clínicos y el consejero que lo hizo entró como directivo en la empresa que se quedó con ese servicio”.

“Es el desguace planificado, el despiece programado y el desmembramiento diseñado por Cospedal” para conseguir que “la sanidad pública pase a ser el negocio privado de unos pocos, que van a prestar un servicio mucho peor y van a pagar menos a los trabajadores, pero a los ciudadanos de Castilla-La Mancha nos va a salir mucho más caro”, ha afirmado.

Pérez León ha explicado que el servicio se va a deteriorar aún más porque los celadores o los profesionales de mantenimiento de plantilla del hospital de Guadalajara tienen un conocimiento del funcionamiento del centro que “los trabajadores contratados temporal o parcialmente por las empresas a las que se les entreguen esos servicios para actuaciones puntuales no van a tener”.

El plan B de Cospedal ante los reveses judiciales.

La responsable de la Sectorial de Sanidad del PSOE provincial ha pronosticado que “los tribunales posiblemente darán la razón a los recursos e impugnaciones contra estos despidos que van a presentar los sindicatos”, pero mientras tanto “Cospedal estará consiguiendo su propósito de seguir deteriorando cada día más la sanidad pública de Castilla-La Mancha”.

A este respecto, María Antonia Pérez León ha recordado que “una y otra vez los juzgados están tumbando las órdenes con las que Cospedal trata de desmantelar y despiezar la sanidad: ocurrió con su intento de cerrar las urgencias rurales y más recientemente con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que ha anulado los despidos y jubilaciones forzosas de médicos a través del mal llamado Plan de Ordenación de Recursos Humanos del SESCAM”.

Hechos que, a juicio de Pérez León, constatan que “la política de recursos humanos de Cospedal en el ámbito sanitario está siendo errática y nefasta, pero con el objetivo ideológico clarísimo de destruir la sanidad pública, derrochando el capital de todos, para entregarla por piezas a empresas privadas y que éstas hagan negocio” y, por eso, “cada vez que los tribunales frustran sus planes, Cospedal aplica un plan B: al no poder cerrar las urgencias rurales, procedieron a la eliminación de consultas y profesionales en los consultorios locales, y, ahora, anuncian nuevos despidos de trabajadores no sanitarios en los hospitales de la región”.