domingo, 30 de agosto de 2020

Yunquera de Henares y Torre del Burgo volvieron a unirse para celebrar la festividad de San Agustín.

Este año sólo pudo celebrarse la tradicional misa, ya que la posterior procesión fue suspendida por motivos de seguridad.

Yunquera de Henares y Torre del Burgo volvían a hermanarse para celebrar la festividad de San Agustín, este año vivida de una forma atípica debido a los protocolos sanitarios que se siguieron durante toda la jornada.

El paraje de la ermita de la Virgen de la Granja acogió los actos programados, a los que acudieron tanto el alcalde yunquerano, Lucas Castillo, como su homólogo de Torre del Burgo, José Carlos Moreno, acompañados de otras autoridades de ambos lugares. Tampoco faltó a la cita el Mayordomo de la Hermandad de la Virgen de la Granja, Miguel Blanco, junto a fieles llegados de ambos municipios.

Este año sólo pudo celebrarse la tradicional misa en honor al Santo, ya que la posterior tradición fue suspendida por motivos de seguridad. Durante la misma, los voluntarios de Protección Civil se encargaron de controlar los accesos y de tomar la temperatura a todo aquel que quisiera acceder al templo.