jueves, 19 de noviembre de 2015

Un mago enseña en los colegios de la Vega del Henares a utilizar los contendores amarillo, verde y azul

La colaboración entre Ferrovial Servicios  y la Mancomunidad permite la instalación de cubetos en todos los centros escolares y la puesta en escena del espectáculo “La magia del reciclaje”


A partir del martes 24 de noviembre dará comienzo una campaña de educación en el reciclaje que recorrerá todos los colegios de Primaria de la Mancomunidad Vega del Henares,  gracias a la colaboración de la empresa Ferrovial Servicios. Todos los centros recibirán un juego de contenedores amarillo, verde y azul  de tamaño mediano, que se instalará en el interior de las dependencias para el uso de alumnos y profesores. De manera paralela se ofrecerá “La magia del reciclaje”, un espectáculo dirigido a los más pequeños,  en el que un mago enseña a utilizar cada uno de los contenedores de manera sorprendente y divertida.

“La educación en el reciclaje y en la economía circular es importante que se adquiera desde edades muy tempranas”, asegura Santiago Casas, presidente de la Mancomunidad Vega del Henares, “todos debemos saber, y cuanto antes mejor, que los materiales que utilizamos diariamente pueden tener  una segunda vida y por tanto merecen una segunda oportunidad. Además, estamos convencidos de que educando a los niños educamos  al resto de la familia. Los más pequeños son los mejores portavoces del reciclaje”.

Tanto Ferrovial Servicios, la empresa que presta los servicios de recogida de residuos en  los pueblos mancomunados, como los responsables de la Mancomunidad Vega del Henares ven esta iniciativa como una continuación de la educación en el reciclaje que se recibe en el ámbito familiar. “Si los niños en casa ven que los residuos se separan en cubos de diferentes colores según su composición y luego acompañan a los padres a tirar esos residuos y ven que lo hacen en contenedores pintados con esos mismos colores, creemos que es importante que en el colegio ellos también se familiaricen con el amarillo, el verde y el azul, y se conciencien de la importancia de la economía circular”.

La campaña dará comienzo  el martes 24 de noviembre a las 14 horas en el IES “Peñaalba” de Chiloeches de manera extraordinaria. “Antes de la concreción de la campaña, este centro solicitó a la mancomunidad la instalación de unos contenedores y un espectáculo de educación en el reciclaje para sus alumnos de ESO”, asegura el presidente de la MVH, “de ahí que tanto  los responsables de Ferrovial como nosotros decidiéramos comenzar la campaña en esta localidad y continuar después en los centros de primaria del resto de municipios, toda vez que el curso pasado la campaña se dirigió a los centros de secundaria”. El día 1 de diciembre, los colegios de Alovera acogerán “La magia del reciclaje” y hasta el día 18 de ese mes recorrerán el resto de municipios.

 Desde la MVH se pensó en la magia para esta acción educativa y de concienciación, porque es atractiva, misteriosa y es capaz de captar la atención del ser humano, convirtiéndose en una de las mejores formas de comunicación. “Si intentamos transmitir un mensaje, es mucho más sencillo hacerlo hacia un público que está atento. Capta rápidamente la atención de la audiencia, permite apoyar los hechos que estamos contando y además nos transporta a un mundo de ilusión al que rara vez nos podemos trasladar si no es gracias a la magia”, asegura Santiago Casas. 

Otro de los factores que tiene la magia y que no tienen otras vías de comunicación, es que se puede adaptar fácilmente a distintas audiencias, espacios  y  grupos de edad, ya que se puede acoplar el mensaje que se quiera transmitir. El mago interactúa con los chavales, realizando efectos mágicos relacionados con las tres “r” del proceso de reciclar, con mágicas recomposiciones de objetos,  transformaciones visuales y viajes imposibles. Transmite así el mensaje de una manera muy amena y consigue que los alumnos aprendan de una forma divertida, interactiva y muy visual.

Durante el espectáculo se enseña cómo pueden empezar a introducir el reciclaje en sus costumbres diarias y a respetar el medio ambiente de un modo  divertido. Verán cómo un periódico que se ha roto unos segundos antes a la vista de todos se recompone visualmente al decir las palabras mágicas o cómo un vaso de agua pequeño puede llenar un vaso mucho más grande de manera extraordinaria y visual gracias a que todos reciclamos.

Durante la actuación, los estudiantes aprenderán a separar los residuos en los diferentes contenedores azul, amarillo y verde, y serán ellos mismos los protagonistas del espectáculo, ayudados por uno de los ayudantes del mago: el “Pato Reciclator”, que adivinará en qué contenedor debe situarse cada objeto que elige el espectador sacando una tarjeta con el dibujo del contenedor correcto con el pico.