lunes, 2 de noviembre de 2015

El Horche “B” derrochó su físico para sacar un valioso empate sin goles en su visita al Municipal de Yunquera

El encuentro se presentaba antes de su comienzo con muchas dudas en el planteamiento para los locales ya que los azulones no podían contar con tres de sus delanteros más importantes, Javi Robledo e Iván Granado,  ambos por lesión y, Marvin Gil, por motivos laborales. 


Con este hándicap Koki tuvo que poner sobre el césped un once con hombres en punta que habitualmente no ocupan esta demarcación como es el caso de Carlos Puebla que normalmente lo hace de interior derecha. Todavía se complicó más aun la cosa cuando en uno de los primeros balones en disputa Carlos Puebla caía lesionado por un golpe fortuito que recibía en su rodilla tras chocar con un contrario y eso le hacía resentirse a su equipo que hasta el momento tenía la pelota pero no lograba ver con claridad la manera de llegar a la puerta contraria con el peligro suficiente para inaugurar el marcador. 

Aun así el yunquerano Carlos Puebla aguantó estoicamente hasta el minuto 40 momento en el que tuvo que dejar el terreno de juego con una visible cojera. Su puesto era ocupado por el joven debutante Mansour Ndong que se mostró muy voluntarioso a lo largo del resto del partido.

Con el dominio de los de Koki y con un bien plantado conjunto del Horche que deshacía una y otra vez cualquier intentona local se llegó al término de los primeros cuarenta y cinco minutos.

La segunda mitad comenzó con más de lo mismo, los yunqueranos tenían la posesión pero la presión que ejercían los horchanos les volvía a impedir que los primeros llegaran con la claridad suficiente para hacer gol. Iban pasando los minutos y el juego impreciso de los azulones que no lograban conectar entre sus líneas se volvía cada vez más exigente por el ansia de anotar y eso les proporcionaba aún más imprecisión. 

Todavía se complicaba más el partido para los locales en su afán de llevarse los tres puntos cuando en los minutos finales el C.D.Yunquera se quedaba con un hombre menos por la expulsión de Jonathan por una entrada por detrás a un contrario, no obstante los de Koki lejos de venirse abajo siguieron insistiendo sobe la meta horchana defendida por Muñoz y solo la mala suerte que en este día les acompañaba les impidió la recompensa del gol que quizás se mereció aun sin brillar en su juego. 


Los yunqueranos, no obstante, pudieron cambiar el signo del partido si el árbitro hubiera apreciado un claro penalti cometido por el guardameta horchano sobre el yunquerano Alfonso cuando este se disponía a rematar de cabeza. El propio guardameta visitante reconoció con un gesto de disculpa la infracción que el trencilla declaró no haber visto por estar tapado por varios jugadores.

Sin goles en el marcador se llegó al final del tiempo reglamentario y los yunqueranos veían como se marchaban dos puntos de su estadio, hecho que les puede pasar factura de cara a sus aspiraciones finales de estar en lo más alto de la tabla, aunque quedan muchos partidos por disputar en una liga de larga duración como es esta del grupo V de la Segunda Autonómica.

En resumidas cuentas partido con las ideas poco claras de los yunqueranos que notaron en exceso la falta de sus delanteros goleadores y en el que no supieron deshacer el juego de físico y de presión que les planteó el Horche desde el principio hasta el final.


La próxima jornada el equipo yunquerano viaja hasta Molina de Aragón para enfrentarse al equipo de esa localidad y lo hará, después de los resultados del pasado fin de semana compartiendo liderato con el Torrejón del Rey aunque los azulones con un partido menos disputado. El Molina de Aragón, penúltimo clasificado, a buen seguro venderá muy cara la derrota si es que esta se produce haciendo valer el factor campo. Para este encuentro Koki recupera al máximo goleador del equipo, Javi Robledo, aunque pierde por sanción a Jonathan.