miércoles, 11 de febrero de 2015

El AlCALDE DE GUADALAJARA PRESUME DE CIUDAD CON UN NUEVO FOLLETO MIENTRAS LOS BOMBEROS SIGUEN EN HUELGA POR SUS MALAS CONDICIONES DE TRABAJO

Informa La Calle
La fachada del Parque de Bomberos de Guadalajara es toda una pancarta reivindicativa. Los miembros de este Cuerpo municipal de Seguridad anunciaron el pasado viernes el inicio de una huelga con la que reclaman al equipo de Gobierno de Román mejoras en las condiciones en las que desarrollan su trabajo. Pintadas en los camiones y pancartas colgadas hasta en la torre de entrenamiento dan buena cuenta del grado de tensión que se vive entre la plantilla.



Los bomberos de la capital llevan mucho tiempo alertando de los problemas del servicio, sin que el alcalde les haya atendido: la plantilla debe ser de 65 efectivos, pero sólo son 46. El resto de plazas están vacantes. Hay alrededor de 100 calles en la capital donde no pueden acceder los vehículos de extinción de incendios por la obsesión de llenar las aceras de bolardos. No disponen de materiales y equipos de protección adecuados para intervenir en siniestros como inundaciones o accidentes de mercancías peligrosas. Las últimas tres promociones no han recibido ni 200 horas de formación inicial, cuando el catálogo de cualificaciones profesionales dice que un bombero tiene que recibir 540 horas de formación antes de incorporarse al servicio. Una autoescala está inoperativa porque no ha pasado la ITV…



FOTO / NACHO IZQUIERDOLa respuesta del alcalde y su equipo ha sido un furibundo ataque contra el cuerpo de bomberos. Lejos de hablar de las carencias de seguridad denunciadas, los gobernantes municipales han tratado de reducirlo todo a una reclamación salarial.

Los bomberos no ocultan que también quieren que se equiparen sus sueldos a los de otros servicios de bomberos de la región e, incluso, de la provincia. Los bomberos de la capital son los peor pagados de toda Castilla-La Mancha y cobran 300 euros menos al mes, por ejemplo, que los de la Diputación, aunque intervienen junto a ellos en muchas ocasiones. “¿Es que nuestra vida vale menos que la de nuestros compañeros?”, preguntan.

Su portavoz, Julio Prego, añade que “es obsceno que el alcalde, con cuatro vías de ingresos de distintas instituciones y de la medicina privada, que además se niega a publicar, hable de sueldos y quiera privarnos de legitimidad para reclamar mejoras de nuestras condiciones laborales. Nosostros no tenemos vergüenza de salir a la calle con una nómina de 1.400 euros, quizá otros sí tengan problemas en enseñar sus retribuciones”.

FOLLETO ROMÁN Llama la atención que mientras los ciudadanos asisten atónitos a este espectáculo a la puerta del Parque de Bomberos, preocupados por qué puede ocurrir si en algún momento necesitan la intervención de los bomberos, en sus buzones han recibido un nuevo folleto propagandístico. El equipo de Antonio Román vuelve a gastar dinero público -el que no quiere invertir en mejorar las condiciones de trabajo de los Bomberos- en un folleto destinado a ensalzar su gestión.

El alcalde justificó en su momento el periódico “30 días”, también de propaganda y que cuesta cerca de 200.000 euros a los vecinos, diciendo que permitiría ahorrar en otros folletos municipales que ya no serían necesarios. Se trata del segundo folleto que distribuye Román en apenas 15 días. El anterior vino empañado por la polémica. La mejor prueba de que Román presume de cosas que no ha hecho es que las fotos que ilustran el folleto no son de Guadalajara, sino de personas y organizaciones solidarias de otros países, según destapó Ganemos Guadalajara.